miércoles, 13 de diciembre de 2017

REENCUENTRO EN VERANO
 
Como cada verano
desde hace muchos años
no falto a mi reencuentro con él.
 
Tan deseosa como siempre
desnudaré mi cuerpo para zambullirme
en su inmensidad,
con los sentidos bien abiertos,
a flor de piel,
para percibirlo en cada poro de mi piel,
para oír sus acariciantes murmullos,
sus sonoros enfados,
sus estremecedores llantos;
para inspirar su olor envuelto
en espuma blanca y sal,
ése que me abraza al pasar.
 
Le contaré al oído
secretos que tan sólo él
puede saber…,
librando esas batallas
que en su presencia mi mente
suele tener.
 
Estaré con él en soledad
como siempre me gusta estar,
hasta que llegue alguien…
e interrumpa por momentos
mi idilio con él.
 
Ana
 
 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

 


AÚN
Aún aletea la sombra de aquel verano,
aun permanece en mí su esencia;
aún siento que el lugar que ocupo
no es el mío,
aún veo el brillo de sus ojos negros
mientras su voz me recorre por adentro;
aún miro hacia atrás,
sabiendo que la Vida
tan sólo camina en una única dirección,
y yo debo seguir por este sendero.
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

TUS MANOS
Tus manos me sonríen
al anochecer;
deslizándose suavemente
acarician mi cuerpo
como preludio
de máximo placer.
 
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

 
ESE AMOR
 
En mis amaneceres sin ti
olvido que he de olvidarte,
que se fue para siempre
la calidez de tus brazos
rodeando mi cuerpo,
el halo de ternura y seguridad
con el que me arropabas.
 
Pasó el tiempo de cuestionarme
si me quisiste como yo te quise.
Otros me quisieron
y en mí no germinó
ese sentimiento.
 
Ese amor fue nuestro,
ese amor fue tuyo,
ese amor fue más mío
porque soy yo
quien aún siento,
quien te lo entregó
a manos llenas,
y luego abiertas…
 
Ese amor a mí me acarició
y me desgarró por dentro…
 
Ese amor es mío
porque así lo siento,
sin dejar de cuestionarme
desde mi otro lado…
si esto es cierto.
 
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 8 de noviembre de 2017

CONTINÚO
Continúo caminando
por esa senda
que me he marcado.

 

Continúo sorprendiéndome
a cada paso
por esas cálidas caricias
que los rayos del sol
me regalan…,
por toparme con el pasado
en una esquina de mi presente
y poderle ofrecer
una gloriosa sonrisa.

 

Continúo siendo
esa chica frágil
que ahora aflora fortalezas
de otros
reforzándose a sí misma.

 

Continúo dudando
de mis propias dudas
y persiguiendo la luna
aunque el sol
me pertenezca…

 

Continúa, disfrazada
de sensatez,
asomando mi rebeldía.

 

Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 1 de noviembre de 2017

 
MI DOCTOR
 
Mi admirado doctor
me he entristecido,
aunque tú no te has enterado,
lo he disimulado.
 
Tus ojos lánguidos
hoy me han recibido como siempre,
con esa eterna sonrisa,
pero ese brillo, esa lucecita,
ya no estaba,
hoy la tenías olvidada.
 
Tú que eres todo vigor, pura energía,
de pocas y rápidas palabras
que no todos captan…;
certero en tus diagnósticos,
inquieto genio de firmes manos,
adorable gruñón,
serio, exigente y meticuloso,
aunque los demás te perciban distraído
o despistado,
y es que tu cerebro
corre mucho más deprisa que tus labios.
 
 
A mí, que con sólo verte trabajar
me motivabas y tu alegría la hacía mía,
tu humanidad, dedicación y entrega
me inyectaban dosis de confianza
y entusiasmo.
 
 
Hoy te miraba sin saber el motivo
de esa honda tristeza tuya.
Jamás oí tu voz tan apagada
ni vi en tu cuerpo
movimientos más lentos;
tan cabizbajo estabas
que apenas vi
esos destellos tuyos
que me deslumbraban.
 
Sólo la languidez
de tu rostro se ha trasformado
con mi humilde regalo,
y cuando me has besado,
he deseado con toda el alma
que no te rindas,
que pronto vuelvas a ser
el que siempre has sido,
el que yo siempre he querido,
aquel frondoso árbol
en el que tantas veces
encontré cobijo.
 
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 25 de octubre de 2017

 

MÁGICO DESTINO
A veces,
y sólo a veces,
el destino nos trae una lluvia
improvisada de magia.
 
Te levantas resfriada,
sin ganas de nada,
y acudes a desempeñar esa labor
que te has propuesto.
 
De pronto,
a una hora determinada
en un mismo punto geográfico,
los astros no sé qué extraña posición adoptan
para que ocurra esa extraña magia,
empapándote de arriba a abajo.
 
Una mesa se convierte
en una delgada lamina
donde unas manos se alargan
para tibiamente rozarse.
 
Un hombre y una mujer
frente a frente
fundiéndose a la perfección
en mutuas sonrisas,
sobre vientos de dudas,
entre dos aguas cálidas y frías,
entre miradas que se acarician
y besos que sin ninguno quererlo…
son de despedida.
 
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

 

 

miércoles, 18 de octubre de 2017

 

ÉL
 
Él es una caricia en noches
de luna llena,
una suave brisa en mi nuca
que resbala susurrante
por mi espalda.
 
Él es a veces huracán
que se envuelve a sí mismo,
y otras es un remanso
de dulce paz.
 
Él ha caminado
por escabrosos senderos,
ha surcado mares tempestuosos,
ha arribado en puertos lejanos,
se ha hundido en profundidades ocultas
para volver a emerger
sobre sus propias cenizas.
 
Él sabe que la vida es un suspiro
que hay que vivir a sorbos,
y yo sé captar esa ternura
que suele derramar.
 
Ana

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 11 de octubre de 2017

 

 

SUTIL DESEO
 
Mis dedos perfilan tus labios
acariciándolos,
mis pupilas se hunden en el mar
de tus ojos negros
antes de que mis labios
se posen suavemente
sobre tus párpados
para besarlos,
mi aliento travieso
te susurra al oído
murmullos de amor,
y todo mi cuerpo se estremece
con ese sutil roce
de tu deseo…
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 4 de octubre de 201

ESOS OJOS
Esos ojos que me miran
con tanta atención,
queriendo absorber
cada una mis palabras,
masticarlas,
incorporarlas a un yo herido,
maltrecho,
dubitativo,
inquieto;
no dejan de sorprenderme
profundamente.
¿Voy descubriendo esa llave
que lleva a alguna parte…?
Ana

________________________________________________________

 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

 

DESDE UN GRAN VENTANAL

 

Desde un gran ventanal vuelvo
a sonreír al futuro
que lentamente se va acercando
a lo que me he propuesto.

 

Me queda mucho sendero
por andar,
muchas cargas pesadas
que aligerar,
muchas dudas e incertidumbres
que descifrar…

 

Pero hoy desde un gran ventanal
el sol acaricia tibiamente mi rostro,
y vuelvo a contemplar
la que desde hace tiempo
es mi ciudad.

 

Esta vez el olor no es a formol,
ni en mi interior cosquillea
esa enorme ilusión de rozar el cielo
con la punta de mis dedos
desde un mundo microscópico.

 

Ahora estoy aquí,
caminando por otro sendero,
respirando una suave brisa de satisfacción,
sin necesidad de cerrar los ojos
para que acuda a mi retina la imagen
de esa otra ciudad amurallada
donde volaban queridas palomas blancas
con ciega confianza en mí.

 

Y ahora, desde aquí,
con la mirada relajada en el horizonte,
es cuando comienzo a creer esas palabras
que siempre fueron puestas en duda por mí,
pero que con su eco, a través de los años,
me fueron impulsando sin yo saberlo.

 

Vuelan estas letras cargadas de gratitud para personas que siempre formarán parte de mí.
Ana

_________________________________________________________

 

miércoles, 20 de septiembre de 2017

TAN SÓLO UNA CHIQUILLA

 

En su interior,
una catarata de sentimientos
sin poder derramar,
sin saber encauzar…

 

Con las manos rebosantes de amor
que como pétalos de rosas
esparció al viento…
en silencio.

 

Cuanto más intensamente sintió…
menos lo expresó…

 

Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

 

ESOS OJOS
Esos ojos que me miran
con tanta atención,
queriendo absorber
cada una mis palabras,
masticarlas,
incorporarlas a un yo herido,
maltrecho,
dubitativo,
inquieto;
no dejan de sorprenderme
profundamente.
¿Voy descubriendo esa llave
que lleva a alguna parte…?
Ana

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

DE REPENTE
 
De repente un día te das cuenta...
Ha pasado mucho tiempo
y el reflejo de otros se trasparenta en tus ojos…
todo se ve tan claro ahora
desde el otro lado…
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 19 de julio de 2017

 

CAMINO SOBRE AGUA HELADA
 
Hay días que daría lo que tengo
por vivir unas horas contigo,
esas horas felices
que tendría que rescatar
de nuestro pasado.
 
Ahora vivo flotando sobre agua helada,
sin ahondar en ninguna relación,
volcada en un proyecto,
que va tomando cuerpo,
sabiendo que en cualquier momento
me puedo hundir en las profundidades
del agua sobre la que camino.
 
Nada tiene raíces ni permanencia,
como si viviera eternamente
con las maletas hechas,
mirando pasar los árboles
a ambos lados del camino
y añorando tu presencia a cada paso;
sintiendo que aún te quiero,
que con nadie puedo compartir
esa complicidad e intimidad,
que nadie volverá a ser
tan cautivadoramente especial.
 
Yo, que debo comprender tantas cosas…,
¿quién me entenderá y apoyará a mí
ahora que tan sólo te tengo
en mis mejores sueños?
 
Dejaste mi alma tan profundamente vacía
que ya nadie la podrá llenar,
con ese frío y desprotección
que me causa la lejanía
del abrigo de tus brazos
ceñidos a mi cuerpo,
con la tristeza de no contar con esa fuerza
de tu constante presencia
en mi mundo interior.
 
Siento que vivo a la intemperie
o en una gran casa vacía de ti,
como si todo fuera provisional,
como si me mudara hacia ningún lugar…,
con ese hondo dolor de no volverte
a tener jamás.
 
Ana

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 12 de julio de 2017

 
LA NIÑA
 
Con la esbeltez del tallo,
con la fragilidad del pétalo
a meced del viento,
así creció la niña;
ansiando un sol que le acariciara
tibiamente el alma,
queriendo ser una flor silvestre
y convirtiéndose en otra cosa...
 
Hoy aún asoma
tras esa ráfaga de tiempo
cierta rebeldía,
un sueño ya lejano,
y un alma que desde niña
siempre camina soledad.
 
Ana

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 5 de julio de 2017

HORAS DE HUMO
 
Se van mis horas de humo
que no me llevan a ningún lugar,
que sólo me traen sombras
que vienen y van.
 
Se van mis horas de imaginar
entre niebla,
de opinar sin profundizar,
de apreciar sin conocer,
de esperar sin saber bien
el qué o a quién.
 
Se van mis horas de recreo
en absoluta soledad;
horas de humo que cegaron
mis ojos
sin dejarme ver la verdadera senda
que me he de marcar.
 
Se van tantas horas
que desperdicié
sin saber porqué.
 
Se van las horas que derramé
entre tinieblas,
los sentimientos que entregué
al viento
sin que me fueran devueltos.
 
Se van estas horas de humo
entre las que te recreé
una y otra vez
con pobres intentos de poemas
que nunca se me dieron bien.
Ana

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 21 de junio de 2017

 
PRESENTE INEXISTENTE
Si el pasado y el futuro son infinitos,
si del éxtasis pasamos al infierno
y de éste de nuevo a la gloria;
si de la más lúcida sabiduría
iremos hacia una cegadora ignorancia
para volver a ser sabios otra vez;
si de la más perversa maldad
pasamos a una absoluta bondad
y viceversa.
 
Si cada instante se evapora
para no regresar jamás
y tan sólo queda un rastro deformado
en nuestra memoria:
¿Qué tengo, dónde estoy
y quién soy yo ahora?
 
Sentado a mi lado tuve parte de mi lejano pasado,
con la enorme satisfacción de verle
esos instantes de mi presente
después de tantos años alejado.
Una fila más atrás
encontré parte de mi pasado inmediato,
que a su vez me invitó a compartir con él
ese efímero presente.
 
Desconocidos en el espacio y el tiempo
reunidos hoy con un único nexo: yo,
ese yo de ahora con ellos,
y la sensación de haberme dejado
parte de mí y parte de ellos
atrapados en el tiempo,
en un presente ya inexistente
que se nos fugó entre los dedos,
en un pasado que nunca queda cerrado.
Ana

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 14 de junio de 2017

 
HORAS DE HUMO
 
Se van mis horas de humo
que no me llevan a ningún lugar,
que sólo me traen sombras
que vienen y van.
 
Se van mis horas de imaginar
entre niebla,
de opinar sin profundizar,
de apreciar sin conocer,
de esperar sin saber bien
el qué o a quién.
 
Se van mis horas de recreo
en absoluta soledad;
horas de humo que cegaron
mis ojos
sin dejarme ver la verdadera senda
que me he de marcar.
 
Se van tantas horas
que desperdicié
sin saber porqué.
 
Se van las horas que derramé
entre tinieblas,
los sentimientos que entregué
al viento
sin que me fueran devueltos.
 
Se van estas horas de humo
entre las que te recreé
una y otra vez
con pobres intentos de poemas
que nunca se me dieron bien.
Ana

 

 

________________________________________________________

 

miércoles, 31 de mayo de 2017

 

 
MI NIÑO MORENITO
Mi niño morenito,
mi niño lindo,
tiene la luz de la inocencia
alojada en su azabache mirada.
 
Mi niño morenito,
mi niño lindo,
es un potrillo salvaje
con lengua de trapo,
dulce y campechano,
que me llena el corazón
de dulce paz y alegría.
 
Mi niño morenito,
mi niño lindo,
no entiende de fronteras,
ni de guerras,
ni de hipocresías,
ni de mundos fabricados al abrigo
de riquezas y poder.
 
Mi niño morenito,
mi niño lindo,
coge mi mano
para sentirse seguro
en este mundo,
y yo no suelto la suya
para que no me abandone
la esperanza.
 
Mi niño morenito,
mi niño lindo,
tiene los ojos azulados,
la tez blanquita
y el cabello dorado,
pero mi niño morenito
no distingue de razas
ni de nacionalidades
porque mi niño morenito,
mi niño lindo,
es cualquier niño.
Ana

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 24 de mayo de 2017

 
ENCUENTRO CASUAL
 
Mi fino oído te escucha desde lejos,
mientras recorro ese largo pasillo
que casualmente me acerca hasta ti,
sin que tú seas mi destino.
 
Mi mente se vacía de miedos y nervios
con la destreza de tus rítmicos dedos,
con tus labios en contacto con frío metal
que acarician el aire con tanta suavidad,
que me hacen flotar entre toda esa gente
que al igual que yo vienen y van.
 
Tu arte y gran sensibilidad
consiguen alfombrar de rojo
la senda que hoy intento trazar
en soledad.
 
Camino por ese pasillo con ilusión,
sintiendo mi corazón dulcemente sonreír,
y mis ojos envueltos en plateado brillo
con pequeños destellos enamorados.
Un amor fugaz
que me roza con alas de mariposa
cuando paso tras paso me voy acercando a ti.
 
Y ahí estás tú
cada vez que doblo la esquina,
adentrándote en cada poro de mi piel,
haciéndome vibrar
con tu armónico compás.
 
Mi bohemio saxofonista del metro,
mi amor platónico
que me inunda el alma de sueños,
que me hace el amor
al ritmo de sus bellas melodías,
que me besa con tibios y lánguidos ojos
al pasar,
que me regala tonos perfectos
que disipan mi inseguridad.
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 17 de mayo de 2017

 
VEINTE AÑOS
 
Veinte años,
tan sólo veinte,
con la fragilidad
de un tallo que crece,
con el mundo acotado
entre las murallas del amor
que siente.
 
Veinte años frente a mí
que me enternecen,
que miro con dulzura
mientras trato de aliviar
esa tremenda preocupación
que hoy siente.
 
Veinte años,
tan sólo veinte,
y aún no me puedo creer
que ahora sean mis pupilas
las que estén enfrente…
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 10 de mayo de 2017

TUS MANOS

 

Tus manos me sonríen
al anochecer;
deslizándose suavemente
acarician mi cuerpo
como preludio
de máximo placer.
Ana

 

________________________________________________________

 

 

miércoles, 3 de mayo de 2017

 

 
VACÍO
Vuelvo de nuevo
con el alma y el corazón vacíos,
cansada de tanta informalidad,
de esforzarme
por quien no lo merece.
 
Por otro lado,
con los ojos envueltos en tristeza y vergüenza
por ser capaz de ver a un hombre tumbado
en un portal
soportando el frío y la pobreza,
con la dignidad convertida en jirones,
y no haber hecho absolutamente nada.
 
Todos pasamos de largo lamentándonos,
pero en el fondo estamos profundamente
deshumanizados,
bajo una nube de luces de navideñas
que ya no tienen mayor significado
que el de un mercado de consumo
bajo el que todos sucumbimos.
 
Como remate,
aunque parezca poco importante,
no he visto a mi ángel saxofonista,
ese artista que con su melodía me alegra el día,
que con dulces ojos me sonríe;
bohemio de convicción y de hechos,
que me despoja de lo superfluo
y me lleva de su mano muy lejos.
Ana

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 26 de abril de 2017

NOS QUEDÓ

 

Nos quedó,
nos quedó por descubrir esas miradas,
saber lo que hay detrás de esos ojos,
ahondar en la realidad
dejando por unos momentos de lado
las pinceladas de los retratos esbozados.

 

Aprendimos,
aprendimos la tremenda fragilidad
y desprotección
que pueden llegar a tener los niños
en su propio nido;
cómo se van escribiendo sus libros
con la tinta de quienes
más les quieren,
sin que en muchas ocasiones
sepan hacer lo que deben.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 19 de abril de 2017

NUESTRO BAILE
Tus ojos
se entrelazan
a los míos
fundiéndose
en un baile
de suaves y lentas
caricias.
Ana

 

_________________________________________________________-

 

 

 

miércoles, 12 de abril de 2017

 

 
AMISTADES
Hay amistades
que no pueden morir
porque nunca nacieron.
 
Hay amistades
que maduran lentamente
como frutos jugosos
regados por la comprensión,
la confianza, el apoyo, el respeto
y el mutuo cariño.
 
Hay amistades
que te siguen tendiendo
la mano a través de los años,
que en unos segundos te conmueven
llenándote el alma de dulce gratitud.
 
Hay amistades
que son especiales
porque sin saber cómo
te inundan de emociones,
de sentimientos,
de tibia complicidad.
 
Hay amistades
a las que hay que cuidar
como auténticos tesoros.
Son joyas que el tiempo va puliendo,
llevan la esencia de lo que eres,
momentos compartidos
que perdurarán siempre.
 
Hay amistades
que permanecen
lejos de ti por la distancia
y la lejanía del tiempo;
aún así,
siguen contigo,
te siguen sonriendo,
te siguen empujando por la senda
que te vas marcando,
y sabes que permanecerán
en tu corazón y en tu mente
en cada uno de los pasos
que vayas dando.
Ana

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 5 de abril de 2017

ERA SU MUÑECO
Era su muñeco,
ese pequeño niño de goma
que desde su más tierna infancia
abrazaba con una ternura conmovedora.
 
Era su muñeco,
al que protegía y mimaba
como jamás nadie hizo con ella.
 
Un pedazo de goma sin corazón
donde depositaba todo su cariño,
toda su comprensión,
todo su amor,
ése que a ella desde muy niña
se le negó.
 
Era su muñeco,
al que una bomba mutiló
su pequeño cuerpo en pedazos,
ésos que ella sumida
en el más desconsolador llanto
intentó rescatar y recomponer inútilmente
entre los escombros.
 
Era su muñeco,
el único que no se alejaba de ella,
que jamás la abandonaba,
con esa carita que siempre le sonreía
y al que ella tanto quería.
Ana

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 29 de marzo de 2017

 
ALLÍ QUEDARON
 
Allí quedaron
columpiándose entre juegos:
años de risas,
veranos flotando entre nubes,
él y yo creciendo al sol
entre aquel campo
de dulces moras.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 22 de marzo de 2017

 

¿SERÁ SÓLO CARIÑO?
Y aunque han pasado años
no podemos cortar ese fino hilo
que queda entre tu pecho y el mío.
 
El cariño se desliza
entre tus labios
acariciando los míos,
me envuelve en suaves caricias,
en tibios suspiros,
humedece mis ojos
perdidos entre sombras de añoranza,
perdidos en esa miel
que tú me dabas.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 15 de marzo de 2017

ACARICIANDO POSOS
Sólo con tu presencia
me emociono,
me sigues estremeciendo
sin tú saberlo.
 
Sólo entre tus brazos
encontré esa seguridad
que tú sabes dar,
sólo entre ellos
te entregué lo más íntimo
de mi ser.
 
Sólo ante ti
mi alma enamorada
se quiso desnudar.
 
Sólo tus manos
supieron estremecer
mi cuerpo
al ritmo de tus suspiros.
 
Sólo mis manos
entre los negros rizos de tu nuca
encontraron el perfecto nido.
 
Sólo mis labios
entre la humedad de los tuyos
exhalaron la palabra amor.
 
Sólo besé
tus párpados con mimo
antes de sonreír
a esos ojos miel
que como los de nadie
me supieron cautivar.
 
Sólo mis caricias
rodaron con ternura
y pasión
buscando dar placer
a tus recovecos
más escondidos.
 
Sólo contigo
se desataron mis deseos
más desconocidos.
 
Sólo tú percibiste sin palabras
mi total entrega,
ésa que sólo aflora
en una mujer enamorada.
 
Sólo tu cuerpo
se acopló a la perfección
al mío
desde esa primera vez,
que recuerdo
como si hubiera ocurrido ayer…
 
Y hoy sólo nos quedan recuerdos,
posos en el fondo de nuestro mar,
posos que los dos acariciamos
con muchísima suavidad
por ese temor latente
de que en un descuido
vuelvan a flotar.
Ana

 

______________________________________________________

 

 

miércoles, 8 de marzo de 2017

BOCANADA DE LIBERTAD
Hoy me zambullo en un mar plateado
que me trae desde el fondo un pequeño triunfo,
junto a ecos de voces queridas del pasado
que supieron ver potencialidad escondida
que yo ni siquiera sabía que existía.
 
Hoy me dejo mecer por el vaivén de las olas
que acarician mi denudo cuerpo
libre de presiones y ataduras absurdas.
 
Hoy me siento frente al mar
a escuchar todo lo que me quiera susurrar,
a contarle los castillos que se me han derruido
y los que volveré a levantar.
 
Hoy el mar me mira a los ojos sonriendo
y haciéndome un pequeño guiño
me trae una bocanada de libertad.
Ana
 

___________________________________________________________

 

miércoles, 1 de marzo de 2017

Y…
. Y aunque no sé si quiero,
ya me está seduciendo esa ternura,
esa sabia nobleza,
esos cálidos gestos,
esa desamparada soledad,
esa palpable generosidad,
esa auténtica modestia,
esas continuas atenciones,
ese cariño que se filtra,
esos ojos serenos,
esos labios bien perfilados
esos besos casi robados,
esas manos ávidas de amar .

Y aunque no sé si quiero,
lo increíble de todo esto
es que ese hombre
que agita mi corazón
cuando lo veo
ya no eres tú.
Ana

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 22 de febrero de 2017

AIRE SENSUAL
Respiro aire sensual
al desnudarme
entre ese mar de flores
que me regalas,
sabiendo que tus labios
vestirán cada recoveco
de mi cuerpo
con húmedos besos.
Ana

 

______________________________________________________

 

 

miércoles, 15 de febrero de 2017

 

ESA TERNURA TUYA
Adoro esa ternura tuya
que tras una gran hombría
intentas ocultar,
quizás por pudor,
tal vez por no sentirte vulnerable
o por no ser herido una vez más.
 
Adoro esa ternura tuya
que junto a mí aflora,
que se te escapa entre cada gesto,
que cuando te permites traducir
en palabras
es tan sincera
que me la entregas
sin reservas.
 
Adoro esa ternura tuya
que se filtra
en cada poro de mi piel,
que me hace una y mil veces
estremecer,
que me acuna en cada abrazo,
que me late en cada caricia,
que me roba el alma en cada beso.
 
Adoro esa ternura tuya
que me tiene cautivada,
completamente entregada a ti,
que despierta tanto amor en mí.
 
Adoro esa ternura tuya
que forma parte de ti,
que ya permanecerá
para siempre
impregnada en mí.
Ana

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 8 de febrero de 2017

VIENES
Vienes a mí como una gran ola
en forma de letras
que me evocan esas iniciales iguales,
tuyas y mías,
que un verano dibujamos sobre esa arena
que nunca fue nuestra.
 
Vienes cuando más vulnerable y frágil
me siento,
cuando con más fuerza
te pienso,
cuando me aguardan acontecimientos
que me producen inquietud o miedo,
cuando sólo encuentro cobijo
en los brazos de tu recuerdo.
 
Vienes impregnándome
de tu calidez y calidad humana,
de tu tristeza,
de tu madura inocencia;
de esa sabia humildad
que desde el principio me cautivó.
 
Y aún me emociono:
se me empañan los ojos
sin hacer ningún gesto,
noto cómo mi piel se estremece
al tacto de tu recuerdo.
 
Y aún sabiendo que ya estás
muy lejos
no puedo evitar sentirte por momentos
muy dentro.
 
Ana

 

 

miércoles, 1 de febrero de 2017

TIMIDEZ
Qué alivio sentí al verte:
en ese momento fuiste mi héroe
y a partir de entonces
se me hizo imposible no quererte.
 
Como si de me conocieras
de toda la vida o de más de un día
me salvaste de mi propia timidez:
alejándome junto a ti
la dejé sentada en ese banco,
al lado de unas cámaras indiscretas
que nunca sabré porqué se fijaron en mí.
 
Aquella mañana te sentí muy cercano,
cómplice en gestos,
dulces sonrisas
y pícaras miradas;
tan pegadito estabas a mí…
 
No sé si sabrás que te quise aún más
cuando descubrí
que mi timidez daba la mano a la tuya
para salvar entre los dos
aquella inesperada situación…
que sin quererlo nos persiguió.
 
Ana

miércoles, 25 de enero de 2017

A VECES…
A veces…
cuando se te inunda el cuerpo
de sentimientos y la piel se eriza,
expresar lo que estás viviendo
se convierte en tarea difícil.
 
Hoy sólo puedo sentir felicidad,
ese sol que a veces penetra
en cada rincón de mi ser
y me lleva flotando no sé a qué lugar.
 
A veces unos minutos
se convierten en una maravillosa eternidad,
una conversación mirando unos ojos,
en un gran tesoro
que tan sólo se puede guardar
en el cajón de los sentimientos.
 
Hoy mis brazos no son lo suficientemente largos
para abrazarte,
para consolarte por ese largo sufrimiento
que día tras días has padecido,
ni la luz de mi admiración por ti
puede borrar la oscuridad de la muerte
que ha rozado cruelmente tu pecho.
 
A veces la complicidad
que siempre he tenido contigo
me ha ayudado a caminar por tierras baldías,
a no sentirme sola entre la mediocridad.
 
Hoy es un gran día
porque tu risa ha acompañado a la mía
como antes hacía,
porque sabes que a pesar de todas esas secuelas
sólo miro allí donde estás,
al hombre de siempre:
mi compañero, mi amigo,
mi ejemplo de cada día.
 
A veces imagino que tengo un fino hilo atado a mí,
a lo que soy y a lo que fui,
a esas personas que nunca soportaré perder,
ésas que ocurra lo que ocurra jamás olvidaré.
Ana

miércoles, 18 de enero de 2017

CRUCE DE VIDAS POR TRES DÍAS
Guardaré los fotogramas
de la última semana,
esa primera impresión al verte,
tu enorme simpatía
que nos trajo la brillante luz
de Andalucía,
las bromas y risas compartidas,
tu paciencia e inexperiencia
al verte acorralado contra las cuerdas,
tu atractiva presencia
cuando hablabas con corbata
o sin ella,
los trazos de mi nombre
escritos con más fuerza en la pizarra
por ser corto
o tal vez por causarte mayor incordio,
esos preciosos ojos negros
conversando conmigo
en la cafetería,
la ternura de tus relatos,
nuestro viaje de ida y vuelta
en ascensor…

Y pasaron tus tres días
de trabajo, de deberes realizados,
de vivencias compartidas.
 
Llegó la hora de tu partida
a la ciudad de Sevilla,
donde la gente camina
sin tanta prisa
y sin la mirada perdida,
llevándote tu libro de leyes
en la maleta,
tu atractiva presencia
y la luz de tu sonrisa.
 
Te vas con nuestros besos,
dejándonos esa dulce sensación
de haberte conocido,
y a mí el alivio de que nuestras vidas
tan sólo se cruzaran por tres días…
 
Ana

miércoles, 11 de enero de 2017

 

DÍA LLUVIOSO
 
Llovía, llovía tan copiosamente como aquel día
y mi cabello humedecido tenía ese olor
sensualmente fresco
que en ti producía mil arrebatos de caricias.
 
Sentía esa sensación de placidez, de quietud,
mirando a través del las ventanas del coche
donde estaba refugiada,
viendo cómo las gotas de lluvia
escurrían cristal abajo,
de igual forma que se nos va escurriendo la vida,
escuchando una y otra vez su golpear.
 
Se precipitaban,
se estrellaban,
se herían contra el cristal
sin llegarme a rozar.
 
La gente apresuraba el paso por las calles
bajo sus gorros, sus gabardinas,
sus paraguas de colores,
mientras mi mirada perseguía
la figura del hombre que me acompañaba,
y que me dejo guarecida en su coche
aparcado en doble fila.
 
Su cuerpo se encorvaba
queriéndose proteger instintivamente
de la copiosa lluvia que caía
mojándole la chaqueta,
el rostro,
sus gafas sin parabrisas.
 
Al acercarse al coche me hizo un gesto afirmativo
indicándome que había conseguido la dirección
que salió a buscar,
le devolví una sonrisa agradecida,
pero mis ojos se arroparon de nostalgia:
ya no estaba en esa ciudad fría y amurallada
a la que tú me llevabas,
ya no rodábamos juntos por esa sinuosa carretera,
ya el tiempo y la distancia nos había separado,
y ya no olerías mi cabello humedecido por la lluvia
ni mi piel sentiría tus dulces caricias.
Fue en ese instante cuando me pregunté
si yo seguía siendo la misma.
Ana

miércoles, 4 de enero de 2017

 

 
DECEPCIÓN
 
Si es preciso partiré nuevamente de cero,
dejaré mi esfuerzo del trabajo realizado
en los bordes de esos raíles por donde camino,
y continuaré viaje en soledad
sabiendo que me esperan miedos,
golpes de decepciones,
algunas desilusiones
que deberé afrontar una vez más.
 
Con el consuelo de volver la vista atrás
para revisar mi historia,
como me enseñaste tú hace años
sin saber que aunque no estaba en el temario
esa fue tu mejor lección,
en aquella habitación donde tu mirada azulada
se derretía embelesada dentro de la mía.
 
Y con la certeza de volverme a encontrar
a la vuelta de alguna curva de mi camino
ángeles sin alas
como siempre lo fuiste tú conmigo.
Ana

miércoles, 28 de diciembre de 2016

 

 
CAMINOS
Desde niña
el destino, la vida,
mi propia voluntad
me llevan recorriendo
distintos caminos.
 
Me desarraigo de paisajes,
de casas,
de olores, de gentes,
de egos vanidosos,
y como el humo desaparezco
sin dejar a penas rastro.
 
Me distancio como cometa
a merced de mi propio viento,
bifurcándome por senderos
entre nubes de sueños,
perdiéndome entre mis deseos
y mis hechos.
 
Tiro del fino hilo
que separa los anhelos verdaderos,
las personas que realmente
merecen la pena,
las almas a quien puedo entregar
toda mi confianza.
 
Y una vez más compruebo
que por mucho que ande,
por muchas vidas que se crucen
en mi camino,
a un lado de ese fino hilo
siempre estarás tú
junto a las personas que quiero,
que he querido,
y que querré;
ésas de las que jamás
me podré desarraigar,
ésas que vaya donde vaya
estarán conmigo hasta el final.
 
Ana

miércoles, 21 de diciembre de 2016

 

UNA ETERNIDAD
Siento el roce del sol sobre mi piel,
ese tibio bienestar
que se filtra por el cristal
acariciando mis sentimientos
hoy desbocados
por nuestro encuentro.
 
La emoción no deja de palpitar
en mi interior
convirtiendo los kilómetros
en hilos de seda y cristal
que tus manos temblorosas
desnudarán
acortando distancias,
acercando nuestro deseo
una vez más.
 
Al anocheces la luna cómplice
nos volverá a arrullar,
y nuevamente
me ahogaré en ese mar
que es tu mirada almendrada,
tus besos y caricias inundarán
todo mi cuerpo
entre espumosas olas envueltas en sal.
 
Y evaporaremos cada momento
haciendo de nuestras
furtivas horas juntos
una viva eternidad…
 
Ana

miércoles, 14 de diciembre de 2016

HOY ES UNO DE ESOS DÍAS
Hoy es uno de esos días
en los que necesito
estar a la orilla del mar,
huir hacia atrás,
refugiarme en un tiempo
en el que se oían mis risas.
 
Hoy es uno de esos días
en los que necesito
tirar piedras al río
y verlas salpicar,
sentir como la lluvia
cae sobre mí al caminar
en soledad.
 
Hoy es uno de esos días
en los que veo mi esfuerzo
entre los dedos como humo escapar,
perdiéndose antes de llegar
a ningún lugar.
 
Hoy es uno de esos días
en los que se mezcla
la tristeza con mi rebeldía
y resuena en mí el eco
de tus palabras,
esas que a pesar del tiempo
siempre llevo aquí,
muy dentro,
escondidas entre tu mirada y la mía.
 
Hoy es uno de esos días
en los que quiero
encontrarme conmigo misma
antes de todo,
antes de la nada,
antes del orden y el caos,
antes de llegar a ser
lo que aún no sé si seré
alguna vez.
Ana

miércoles, 7 de diciembre de 2016

OJOS MIMOSOS
Cuando mi sonrisa
acaricia esos ojos mimosos
que me persiguen,
el aire de tu amor me
envuelve al pasar.

 

Esta rosa roja es para ti que te detienes por aquí, que estás sin que yo te vea, pero que siempre me deja ese aroma de tu presencia. Con mucho cariño y agradecimiento:
                                                                                                 Ana

 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

 

TARDE DE PLAYA SOLITARIA


Recuerdo ese puñadito de días de un verano, ya lejano, con especial nostalgia, placidez, emoción; con una sonrisa. Es estaño como momentos concretos en la vida se te graban para siempre, y el disgusto inicial por haber suspendido un parcial y tener que cambiar la fecha de las vacaciones te lleva de la mano a una tremenda e inolvidable casualidad. Esos apacibles días de verano en los que tú y yo coincidimos de nuevo, me vienen a la mente:

aquella inmensa playa casi solitaria, sin tumbonas, sin el bullicio de la gente, tu manos rodeando mi cintura para impedir que las olas me tiraran, tus caricias, aquellas sonoras risas, nuestros cuerpos tostándose al sol, tus primeras miradas casi furtivas. Los días de picnic con nuestras familias se me hacían especialmente gratos estando tú a mi lado. El día para mí duraba segundos, y nunca me he comido un bocadillo tan a gusto como en esa maravillosa playa, aunque lo que verdaderamente me alimentaba en esos días eras tú: tu voz perdiéndose entre el rumor de las olas, esas revelaciones secretas que sólo guardamos el mar y yo, la languidez de tus ojos al mirarme, tu deseo mezclándose con la arena, la suavidad de tus labios y tus manos.

¡Qué inmenso cariño cogí a tu destartalado coche! Era el mejor de los cómplices, averiándose en los momentos más oportunos, dejándonos solos y tirados cuando más lo necesitábamos, proporcionándonos ese atardecer inolvidable. Nunca más he podido llegar a ver con la misma emoción e intensidad ese agua plateada que el sol nos regaló aquella tarde de playa solitaria, solos tú y yo.
Ana

miércoles, 23 de noviembre de 2016

PERSIGUIENDO UN SUEÑO
Hace un tiempo
anduve sobre las olas del mar
y las olas se detuvieron.
 
Hace un tiempo perdí
la luz de ese camino
que me marcaban
tus vivaces ojos negros.
 
Hoy a tientas voy persiguiendo
otro sueño
que no es tuyo,
que no sé si es mío,
que ya nunca será nuestro.
Ana

miércoles, 16 de noviembre de 2016

 

REFLEXIONES
Algunos emplean muchas palabras
para no decir nada,
otros con escuetas frases
lo dicen todo.
 
Algunos miran sin ver
lo esencial de cada uno,
otros lo ven sin necesidad de mirar
a ningún lugar.
 
Algunos buscan sin encontrar
y otros encuentran sin buscar.
 
Algunos creen saberlo todo
con escasos conocimientos,
otros consideran que les faltan años
de toda una larga vida
para seguir aprendiendo.
 
Algunos alardean y presumen
sin grandes motivos,
otros humildemente callan
enormes logros que han conseguido.
 
Algunos se sienten encerrados
estando a la orilla del mar,
otros respiran la libertad
entre las paredes
de un frío y oscuro cuarto.
 
Algunos se sientes solos entre la multitud,
a otros les hace compañía
una simple sonrisa desconocida.
 
Algunos no aprecian al amigo
que día tras día les ofrece su mano,
otros la extienden para juntarse con ella
a miles de kilómetros.
 
Algunos sólo desean llegar a la meta
sin ver lo que dejan a su paso,
otros van disfrutando del camino
paso a paso.
 
Algunos construyen su vida de momentos
que dejaron escapar,
otros la construyen de momentos
que jamás quisieran olvidar.
 
Algunos…
Algunas personas como tú
me hacen feliz con sus cálidas palabras,
con su generosidad,
con sus buenos sentimientos,
con estar junto a mí en este viaje.
Ana

miércoles, 2 de noviembre de 2016

SIGUES…, SIGO…
Me sigues arropando solícito
en un abrazo desmedido,
sigues guardándome el sitio en la mesa
para establecer esos cómplices juegos
en lugares estratégicos
que sólo tú y yo compartimos.
 
Me sigues mirando
con ese deseo…:
deslizándote por mi escote
dulcemente,
subiendo mi falda
centímetro a centímetro;
me sigues acariciando las rodilla
para en un descuido
encontrarme con tus manos
trepando por mis muslos
muy despacito.
 
Me sigues susurrando al oído
arrancándome
esos imperceptibles besos
que son mis suspiros.
 
Y sigues estremeciendo mi cuerpo
desde fuera hacia dentro
y desde dentro hacia fuera,
aunque te diga que tú y yo
hoy no podemos ser más…
que buenos amigos…
Ana

miércoles, 26 de octubre de 2016

 

 

GOTA A GOTA
Gota a gota
penetras en mí,
calas mi interior.
 
Gota a gota
me desvelas tus secretos,
ésos que ya forman parte
sólo de los dos.
 
Gota a gota
te recojo,
te acojo,
te doy cobijo,
te entrego todo mi amor.
 
Gota a gota
sabes desnudar mi alma
clavando tu esencia
en cada rendija de mi interior.
 
Gota a gota
me desarmas,
me llenas,
desbordas mis sentimientos
y mis sentidos,
anulando mi razón.
 
Gota a gota
nos fundimos
en un inmenso mar de amor,
ése que día a día
hemos creado tú y yo.
Ana

miércoles, 19 de octubre de 2016

 

 
PENSANDO QUE TE PIENSO
Cuando no estás a mi lado
dejas esa estela de tu presencia
en mi mente.
 
Distraída y absorta
por completo en ti,
pienso que si te pensara menos
no te querría tanto,
¿pero cómo no pensarte
con lo mucho que te quiero
y lo que disfruto con ello?
Ana

miércoles, 12 de octubre de 2016

TORMENTA
Esta tormenta de incertidumbre
que irrumpe
arrastrando hacia la orilla de mis noches
fantasmas del pasado disfrazados,
me desasosiega, me enerva,
me angustia, me mata.
 
La tristeza va haciendo su nido tácitamente
entre lágrimas amargas,
que tal vez al secarse
puedan albergar de nuevo fuerzas
para luchar contra viento y marea,
aún a sabiendas que el naufragio
siempre amenaza por aquí,
muy cerca.
 
Ana

miércoles, 5 de octubre de 2016

 
DESNUDA
Lentamente

deslizo mi ropa ante ti

al abrigo
de tu mirada.
Ana

miércoles, 28 de septiembre de 2016

 

ME CANSÉ
Me cansé de esperar las migajas de amor
que me quieras dar,
me cansé de comprender
lo incomprensible,
me cansé de tanta indecisión,
de tus “sí pero no”.

 

Me cansé de tus idas y venidas,
me cansé de necesitar de ti
lo que ya no me ofreces,
me cansé de ser un juguete
que coges cuando quieres jugar,
me cansé de dar sin recibir,
me cansé de ti.

 

Me cansé de buscar sin encontrar
a ese hombre que me enamoró
y que hace una eternidad que ya no está.
Ana

miércoles, 21 de septiembre de 2016

 

 
ADOLESCENTE
Mi adolescente presumida,
rebosante de rebeldía,
tan frágilmente enamoradiza,
que con sólo sentir esa tierna mirada
atrapas la luna con tu sonrisa
y tus ojos brillan.
 
¡Cuánto tienes que aprender
antes de que se borren para siempre
esas pecas que salpican tus mejillas
y que sin remedio se ruborizan!
 
Ana

miércoles, 14 de septiembre de 2016

 

MÁGICO PARÍS
 
Ella pensaba lo que le hubiera gustado recorrer París de su mano. La mano de ese amor que ya duraba cuatro años y que le hacía vibrar, estremecer con tan sólo sentir el contacto de su piel; lo que hubieran disfrutado viendo juntos cada rincón de aquella mágica ciudad. Con tristeza pensó que no debió separarse de él para hacer aquel viaje. París no era esa ciudad tan romántica de la que siempre había oído hablar, ahora que él estaba tan lejos. Le apenaba demasiado no poder compartir lo que sus ojos admiraban a cada paso, no tenerle a su lado,  sentir tanta añoranza. Distraída dibujaba su rostro en la mente mientras miraba las calles de París a través del cristal del autocar.
 

Un semáforo en rojo y la casualidad bastaron para cambiar su destino. Sin apenas pestañear y sintiendo un agradable cosquilleo contempló absorta la figura de un parisino bohemio y atrevido, que con ojos picaros y una encantadora sonrisa no la dejaba de mirar a través del cristal. El autocar arrancó y aquel desconocido se fue haciendo pequeño en la lejanía... Casualidad tras casualidad hoy al anochecer pasea por las calles de París de la mano de su amor: aquel hombre bohemio que un día fue un completo desconocido y que hoy llena toda su vida.

Ana

miércoles, 7 de septiembre de 2016

HILOS
Se muere sin remedio
mi amor por ti.
Agoniza entre sábanas
teñidas de desilusión
y soledad.
 
Tan sólo quedan hilos de vida
enredados entre mis recuerdos,
hilos decolorados por el desamor
y el tiempo,
hilos que encierro en una caja gris,
y bajo un enjuto y famélico árbol
entierro sin ningún duelo,
pues ya me causaste en vida
demasiado sufrimiento.
 
Ana

miércoles, 31 de agosto de 2016

 

RÍO DE LA LUNA
Mi guitarra persigue la luna
sobre el río.
Al acariciarla se desvanece
diluyéndose mis ilusiones.
Ana

miércoles, 24 de agosto de 2016

 

SOLA
Me siento tan sola rodeada de esta multitud…
Gente de aquí, gente de allá,
gente que no puede llenarme
porque tú no dejaste ni un triste hueco
para ellos.
 
Pasan, vienen y van
dejándome su amabilidad,
sus vivencias,
su mundo cotidiano
envuelto en tinta de realidad,
adornado con ilusiones y fantasías.
 
Y yo mientras sigo añorando ese tono de tu voz
al llamarme niña,
la elocuencia de tus ojos cómplices
conversando con los míos,
la ternura de tu sonrisa
acariciándome los labios,
el jugueteo de tus manos
entre las mías.
 
Sola entre la multitud
me voy alejando de este mundo,
me voy adentrando de nuevo
en lo que debe ser mi vida.
 
Ana

miércoles, 17 de agosto de 2016

 
DE PUNTILLAS
 
De puntillas pasé por tu vida,
suavemente rocé tus días vacíos,
con ingenuidad y curiosidad
me enredé en esa red tupida
en la que otras cayeron
sin tú pretenderlo.
 
De puntillas me desvelaste tus sueños,
tus temores,
tus anhelos,
tu más profunda intimidad;
me arropaste con tus protectores y cálidos brazos,
a la vez que me cubrías
con ese gran manto de tristeza
que desde niño se adhirió a tu piel.
 
De puntillas vibré al ritmo de tus caricias,
rocé tus instintos dormidos,
besé esos labios ávidos de amor
que jamás se enamoraron.
 
De puntillas salí de tu vida,
poco a poco,
mirándote desde la lejanía,
amarrándome los pies
para no correr a tu lado,
ahogándome en mis lágrimas,
luchando por decolorar ese abanico multicolor
de sentimientos que en mí provocaba tu presencia
y tu hiriente ausencia.
 
De puntillas entraste en mí por una puerta
que ya no tiene salida.
Aquí permanecerás,
entre mis recuerdos más profundos,
más sentidos,
más queridos,
más amados.
 
De puntillas,
desde nuestra lejanía
siempre te seguiré añorando.
 
Ana

miércoles, 10 de agosto de 2016

 

 
ESTÍMULOS
 
Un simple gesto tuyo,
un suspiro entre tus labios de seda,
una caricia de tus profundos ojos almendrados,
un sutil roce de tus dedos
sobre la sombra de mi cuerpo,
unas palabras de amor
que vuelen hacia mí
desde la distancia,
bastan para que mi mar en calma
se torne cálido mar bravo,
mar tuyo,
mar nuestro,
y todo vuelva a su original estado.
Ana
 

__________________________________________________________

 

 

 

miércoles, 3 de agosto de 2016

 

 
LIMÓN
Limón que se zambulle
en agua helada.
 
Cógelo y acércalo a tu boca,
siente su frescor
entre tus labios,
su sabor agrio
sobre tu lengua
al chuparlo.
 
Sé que estás salivando
al imaginar el jugo del limón,
esas gotitas exprimidas
que caen en tu boca
y se deslizan hacia tu garganta.
 
Frescor que calma tu sed
en este día de sofocante calor.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 27 de julio de 2016

 

TUS MIRADAS
En el silencio
tus miradas me hablan,
penetran en mí,
me lo susurran todo
sin emitir palabras.
Ana
 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 20 de julio de 2016

 

TU SOMBRA
Hoy me acaricia
la sombra de los días
en los que siempre
te sentía muy cerca,
en los que me querías…
 
Irremediablemente
tu sombra nunca se va,
juega conmigo
al escondite, sutil,
va, viene, y me duele…
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 13 de julio de 2016

 

DEJÉ
Dejé tantos besos,
tantas caricias,
tantos sentimientos
que brotaron sin quererlo…
 
Dejé parte de mí en ti,
en cada gesto,
en cada palabra,
en cada sonrisa,
en cada lágrima,
en cada mirada.
 
Dejé que conocieras
mi intimidad,
mi ternura,
la entrega
que tú supiste provocar.
 
Dejé que saliera lava de mi volcán,
lava que recorría laderas de hielo
para morir en mares de desilusión.
 
Hoy dejo que me hables del pasado,
de nuestros recuerdos,
de lo que una vez sentimos…,
sin dejarme arrastrar.
 
Y nunca cesaré de preguntarme
qué extraña mezcla de ser eres,
cómo a pesar de tu aparente frialdad
yo percibo esa profunda sensibilidad,
esa ingenuidad
que tanto me conmueve,
sin poderlo evitar.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 6 de julio de 2016

 

 
MUÑECA
Esa muñeca
misteriosa y falsa
jugó al amor
con lazos de seducción;
agitó tu corazón.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 29 de junio de 2016

 

DESLIZÁNDOME
 
Deslizándome sobre el agua
al anochecer
dibujo mi silueta,
marcando los contornos
de mi cuerpo desnudo.
 
Lentamente el agua
acaricia mi piel,
la roza, la rodea,
la besa al pasar,
haciéndome sentir
un placentero frescor
con este juego tan sensual.

 

Ana

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 22 de junio de 2016

 

 
QUEMAR MIS LIBROS
Quiero quemar mis libros,
mis recuerdos;
abandonarme
al incierto destino
y marcharme muy lejos.
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 15 de junio de 2016

 
SIN ILUSIÓN
Me arrancaste
esa luz de ilusión
a dentelladas.
ahora vuelves a mí
sin poder encontrarla.
Ana

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 8 de junio de 2016

 

 
HOMBRE MADURO
 
Hombre maduro:
tu corazón descalzo
paseó sin cesar
por arenas de amor.
Hoy flotas en recuerdos.
 
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 25 de mayo de 2016

 

 
CASCADA
Siento tu frescor
cascada de sensación.
Traspasas mi piel,
resbalas por mis senos,
Me haces estremecer.
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

miércoles, 18 de mayo de 2016

 

 

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 11 de mayo de 2016

 

 

SIEMPRE QUEDARÁ…


Soplos de amor,
ráfagas de ternura.
La felicidad
quedará para siempre
en brisas de recuerdos…
Ana


 

En toda vida
hay mágicos instantes
de felicidad.
Son fugaces regalos,
efímeros tesoros.
Ana

 

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 27 de abril de 2016

 

 
TUL DE SEDA
Me aproximo
bajo un tul de seda.
Muy lentamente
resbala vaporoso
ante tus ojos, amor.
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 20 de abril de 2016

 

 
 
EN DÍAS TRISTES
 
Aunque es tiempo de un silencio
casi acordado,
en días tristes
en los que me siento perdida,
cuando mis miedos
me miran de frente,
te sigo necesitando
a mi lado;
necesito refugiarme en el nido
de tus cálidos y confortables brazos.
 
Nunca podré saber
quién eres realmente,
cuánto hay de verdad
en la imagen que guardo de ti
y cuánto de imaginado.
 
Me enamoré o me enamoraste,
contigo era del todo inevitable:
mi amigo,
mi amante,
mi caballero andante,
mi apoyo en días tormentosos,
mi ingenua alegría
y mi posterior agonía.
 
Las horas junto a ti
no existían,
se nos evaporaban
entre las manos
día tras día.
 
Dulce ilusión
que me arrastró
creyendo ser querida
como yo te quería.
Ana

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 13 de abril de 2016

 

 
TU DESEO
No hace falta que digas nada
con palabra,
tu mirada hoy está desenfrenada:
la siento acariciándome
debajo de la ropa,
me va desnudando
sin ningún pudor,
despertando mi cuerpo,
abriéndolo
como una flor al sol.

 

Hoy tu deseo toma forma,
se hace tan denso,
tan profundamente espeso
que lo puedo oler,
palpar,
masticar.

 

Hoy tu deseo busca
con tanta desesperación el mío
que lo encuentra
completamente entregado a ti,
sin miedos, sin reservas,
rendido a los más primitivos instintos.

 

Revolución de hormonas
entre tú y yo,
en esta primavera
en la que me estremeces,
me obnubilas,
arrinconas mi razón,
me haces sentir como una hoja
al viento:
frágil,
vulnerable,
a merced de tus sentimientos,
de tus deseos,
de tu frenética pasión.
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

 

miércoles, 6 de abril de 2016

 

PRESENTACIÓN
Allá donde vaya
siempre te llevo conmigo.
 
En la presentación de lo que soy,
de lo que pude ser,
de lo que nunca llegué a ser,
no puedo evitar nombrarte:
mi amado sueño,
que rocé con las yemas de los dedos,
que con la más dulce ilusión
acarició mi alma,
al que con las más amargas lágrimas
decidí renunciar.
 
Aunque nadie pueda verme por allí,
aunque hace años
que mi sitio lo ocupan otros,
aunque el tiempo borró
las tenues huellas que dejé,
sé que parte de mí
sigue anclada allí,
sigue queriendo ser
lo que nunca fui.
Ana
 

 

________________________________________________________

 

miércoles, 30 de marzo de 2016

 

 
CARETA
 
Tú y yo,
yo y tú,
escondidos tras una careta
fingiendo que ya se fueron
esos sentimientos…,
mientras las miradas
nos delatan.
 
Escondidos tras la lógica
y la razón
nos enredamos en freses
que otros inventaron,
en reglas que nos vienen
impuestas.
 
Te miro tiernamente
en silencio,
acurrucándome
en lo más profundo
de tus ojos,
ésos que nunca me mienten,
y asintiendo con la cabeza
te doy la razón
mientras mi corazón
dice que no.
 
Ana

 

________________________________________________________

 

 

miércoles, 23 de marzo de 2016

 

 
ALMAS GEMELAS
Almas gemelas
somos tú y yo,
los dos siempre a la par.
Tan parecidos fuimos
que así nos perdimos.
Ana
 
 
 
ME VISTO
Visto mi cuerpo
muy delicadamente,
con gran detalle,
para que tus pupilas,
tus manos lo desnuden.
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 16 de marzo de 2016

 

 
SE MURIÓ LA ILUSIÓN
 
Se murió la ilusión por ti
dentro de mí;
se fue quedando famélica
por falta de alimento
hasta que de inanición falleció.
 
El amor se me escurrió
corazón abajo
cansado de vagar en soledad,
esperando
que tú le tendieras la mano
para caminar.
 
El deseo se me ahogó
en los inmensos charcos
que las gotas de tu desidia
formaban a mi paso.
 
Tu egoísmo y egocentrismo
barrieron
hasta la última mota de ternura
que desde un principio albergó
en mi interior.
 
Me cansé de esperar,
me cansé de querer
a la nada,
a los huecos vacíos
de tu corazón;
ese tristes corazón
que sólo mi sombra
rozó.
Ana

 

__________________________________________________________

 

 

miércoles, 9 de marzo de 2016

 

 
 
ME IRÉ
 
Saldré de este mundo de humo,
de sombras sin ojos
a los que poder mirar,
sin rostros
a los que poder besar.
 
Saldré de esta jaula de plata
que se lleva mi energía
y mi tiempo a ningún lugar,
al país de los sueños por realizar.
 
Hoy me acuerdo tanto de ti…,
que te digo,
aunque jamás leas estas pobres letras,
que este mundo tampoco es para mí,
que necesito aire, árboles, sonrisas
que acompañen a la mía.
 
Me iré como llegué:
despacito, sin ruido,
sin dejar apenas rastro,
tan sólo un vago recuerdo
en personas amables
que se acercaron a mí.
 
Me iré con una sonrisa
y con un vestido largo blanco,
impregnado de muchos sentimientos
y emociones que en mí afloraron.
 
Me iré con tu recuerdo
que siempre lo llevo
aquí,
muy dentro.
 
Ana

 

___________________________________________________________

 

 

 

miércoles, 24 de febrero de 2016

 

FLOTA EL AMOR
 
Una suave brisa
entra por mi ventana
acariciándome los labios,
provocando una dulce sonrisa
cómplice del amor,
que se posa de nuevo
en el quicio de mi ventana,
como una blanca paloma.
 
Tu nombre se ha instalado
en mi mente
sin cesar su vuelo travieso
mientras te pienso,
te sueño;
mientras vuelve a mi retina
esa mirada tuya
que se quiere ahogar en la mía;
mientras el viento
me trae a cada instante tu voz
en forma de besos;
mientras me siento flotando
en esta nube
y pienso que ya…
te quiero.
 
Ana

 

 

_______________________________________________________

 

miércoles, 10 de febrero de 2016

 

CARACOLA
Me han regalado una caracola
blanca, anacarada,
con huellas profundas
de besos de mar.

 

En su interior conserva
el murmullo de las olas,
y si miro bien adentro
veo mis propios recuerdos:
tardes de paz,
siempre a la orilla del mar,
confidencias y caricias
sobre la fina arena,
insinuantes juegos prohibidos
sin ser vistos,
tu deseo y tu cuerpo
pegado al mío.

 

Tengo muchos veranos
con dulces momentos vividos,
aunque por más que me empeño,
hoy sólo veo tu rostro
junto al mío.
Ana

 

 

___________________________________________________________

 

 

miércoles, 3 de febrero de 2016

 

SUEÑO CONTIGO
 
Sueño contigo
en cada amanecer.
Entre tus brazos
muere la noche
y me resisto a despertar.
 
Me desperezo
impregnada en aromas
de tu piel,
en esa fragancia tuya
tan particular.
 
La dulzura y placidez
de haberme sentido
estrechada entre tus brazos,
se torna en profunda tristeza.
 
Mis ojos no saben dónde mirar,
se nublan ateridos de frío,
te buscan sabiendo
que tú ya no estás
mas que en mis sueños
y en mis mejores recuerdos.
 
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 27 de enero de 2016

QUERERTE A TI

 

Quererte a ti duele,
duelen tus silencios,
tus idas y venidas;
duele tu sufrimiento,
ése que te inunda por dentro.

 

Quererte a ti es una pregunta
sin respuesta,
es una duda eterna.

 

Quererte a ti es vagar
por el desierto
sin encontrar una gota de agua
que calme mi sed.

 

Quererte a ti es saber
que aún necesitándote
desesperadamente
no estarás,
que eres capaz de matar
el amor dejándolo
agonizar.

 

Quererte a ti es sufrir,
y aún así
sé que de alguna manera
siempre te seguiré
queriendo.
Ana

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 20 de enero de 2016

 

 
PANTERA
 
Paseas descalza,
sigilosamente,
entre corazones
teñidos de soledad,
tristeza y desamor.
 
Tus movimientos lentos,
elegantes, seductores,
algo ingenuos,
despiertan a su paso
los más primitivos instintos.
 
Esa mirada esmeralda,
dulcemente tierna
y agresivamente felina,
nunca deja de otear el horizonte
en busca de fáciles conquistas.
 
Con el rojo corazón
de tus presas
te pintas los labios,
con gotitas del sudor
de sus frenéticas pasiones
perfumabas tu piel,
y con sus frágiles voluntades
adornas tu guarida.
 
Pantera rebelde, insolente,
altiva, fría, indiferente;
ya nadie podrá enjaular tu alma.
 
Eres tan libre como el viento,
corres, vuelas sin rumbo,
vives sin corazón en este mundo
desde que aquel hombre cruel
te lo arrancó.
 
Ana

 

________________________________________________________

 

 

miércoles, 13 de enero de 2016

 

DIME CÓMO…
 
Alborotas mi pensamiento
y mi cuerpo desde hace tiempo
con frases sutiles de amor,
con miradas clandestinas
de deseo entre los dos,
con esas atrevidas caricias
que ya son algo más.
 
Dime cómo puedo yo
poner diques a este mar,
si te desbordas sólo con verme,
si tus miradas ya han quedado
grabadas en mi retina,
si te llevo a flor de piel,
si me estás enamorando
sin yo saberlo.
 
Dime cómo ocultar el brillo
de mi mirada
cuando la tuya me abraza,
como prohibir a mi falda
que dé refugio a tus cálidas manos
cuando sienten hambre.
 
Dime cómo podemos amaestrar
nuestra pieles
para que no se deseen,
amarrar nuestros corazones
para que no se reúnan en la noche,
sellar nuestros labios
para que no se besen.
 
Dime cómo puedo quererte
sin perderte,
sin dejar de ser los eternos amigos;
cómo podemos amarnos
sin hacer a nadie daño.
Ana

 

_______________________________________________________

 

miércoles, 6 de enero de 2016

 

DESESPERADAMENTE
No te aparto
de mi inquieta mente,
en pasado o en presente
te quiero desesperadamente.
Me embrujaste el corazón,
 
lo llenaste de toda la vida
que tú no tenías,
lo desbordarte de sensaciones,
de sentimientos
que no eran nuestros,
tan sólo míos.
 
Te pienso, te añoro,
te sueño
entre mis lágrimas de plata;
te quiero desesperadamente,
pues mi pobre corazón
no se pone de acuerdo
con mi inquieta mente.
 
Ana

 

________________________________________________________

 

miércoles, 30 de diciembre de 2015

 

VUELVES A APARECER
 
Cuando te recuerdo con fuerza,
cuando creo que ya no sabré más de ti,
vuelves a aparecer:
te filtras a través de mi ventana,
en el are que respiro,
en mis pensamientos,
en ese mundo que hoy habito,
en los poros de mis sentimientos,
entre mi desgarrado corazón;
ése que continúo amarrado
con fuertes cadenas
para que no vuele tras de ti
siguiendo la estela que me dejas.
 
Tú,
que me percibes a través de la distancia,
del helado silencio,
de la bruma que nos envuelve,
que con un gesto anulas mi decisión.
 
Yo,
que no dejo de palpar tu tristeza,
ésa que siempre me empapa,
que me cala muy dentro,
que me duele en el alma.
 
Nunca te acabas de marchar de mi vida,
la puerta sigue abierta
y asomas por ella,
igual que las lágrimas en mis ojos al verte,
al sentirte cerca.
 
Me sorprendo a mí misma
diciendo una de tus frases,
recordando tu rostro, tus tristes ojos,
y siento que te sigo queriendo,
que un poderoso imán me atrae
hacia donde tú estás,
aún sabiendo que tus palabras de amor
siempre estuvieron huecas,
vacías de sentimientos,
y que tal vez sólo fui tu entretenimiento
por un tiempo.
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 23 de diciembre de 2015

 

 
 
SIN PRETENDERLO
 
Me llenaste el alma de profunda ilusión;
 cada día nadaba en ella contigo
sin darme cuenta de que yo era la única
que ponía el agua y la sal a nuestro mar.
 
Todo mi ser se impregno de ti,
no quedo un rincón que no recorrieras…
a tientas,
entre mis silencios,
siempre intuyendo mis pensamientos
y mis deseos.
 
Con esa paciente constancia
fuiste conquistando mi terreno,
grano a grano de arena,
hasta convertirte en el carcelero
de mis sentimientos.
Y todo ocurrió sin pretenderlo.
 
Ana

 

 

________________________________________________________

 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

 

LLEGAS
 
Llegas en mis noches más tristes,
cuando el silencio quema,
cuando solamente me encuentro
dentro de mis propios pensamientos.
 
Llegas despacio,
tranquilo,
susurrándome al oído,
entendiendo cada uno de mis latidos,
consolando mi pena,
acariciando con ternura mis cabellos,
abrazando mis recuerdos.
 
Llegas desde muy lejos
me besas en los párpados
y te alejas,
dejándome tu aroma,
esa estela de tu presencia.
 
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

 

miércoles, 9 de diciembre de 2015

 

FARO
 
¿Tú y yo vamos aún en el mismo barco
o juntamos nuestras barcas al llegar a alta mar?
 
Tuviste más de una oportunidad
y como agua de mar entre tus manos
la dejaste escapar,
ahora te lamentas
haciéndome ver tu pesar.
 
Conoces bien mi ternura,
mi entrega, mi ilusión,
y esta rebeldía mía
que hace que el fuego
se convierta ante tus ojos
en inmensos bloques de hielo.
 
Sabes que es muy difícil que eche el ancla,
que como el humo me esparzo
sin dejar apenas rastro,
que hace mucho perdí ese luminoso faro
y que ni siquiera tú has logrado encontrarlo
para dármelo.
 
Ana
 

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 2 de diciembre de 2015

 

DULCE PAZ
 
Después de tantos años separados,
tantos caminos andados sin tu mano,
las más tiernas y frágiles mariposas
te han traído a mi lado.
 
Tan cerca de mí te he tenido,
que con sólo el roce de tu presencia
has conseguido
que fuera de nuevo aquella chica risueña.
 
Me hablabas como siempre,
como si nuestro tiempo no hubiera pasado,
como si la distancia
y la vida no nos hubiera separado,
como si continuáramos enamorados.
 
Y cuando me has estrechado entre tus brazos
y tus lindos labios me han besado,
con una sensación de dulce paz,
me he despertado.
Ana

 

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

 

DEJO…
Dejo que tus manos resbalen
por mi piel desnuda,
que las deslices
al compás de tu respiración.
 
Dejo que modeles mi cuerpo,
que lo esculpas como si fuera arcilla.
 
Dejo que vaya aumentando el deseo,
jugando con los sentidos,
los tuyos, los míos.
 
Dejo que mi piel cambie de sabor
al mezclarse con tu sudor,
y que cambie mi olor
al crecer tu pasión.
 
Dejo que mis latidos aumenten
al ritmo de tu deseo,
y que mis manos y mis labios
aniden en tus poros abiertos.
 
Dejo de ser un sólo cuerpo
para sentir que el tuyo es parte del mío,
y sin dejar de ser quien soy,
no dejo de volar contigo.
Ana

 

__________________________________________________________

 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

 

 
COMPAÑERO
Mi compañero de días de esfuerzo,
de nervios, de sueño, de fatiga;
también, como no,
de juegos
y muchas risas.
 
Cuando hablo contigo me doy cuenta
de que seguimos siendo los mismos;
no hay tiempo que nos separe
ni distancia que nos haga perder
la confianza.
 
Tus pies siguen caminando
a este lado de mi rivera.
Mil excusas siempre encuentras
para verme, para no perderme,
para tenerme en tu presente.
 
Tus penetrantes ojos
me siguen mirando del mismo modo,
tu cuerpo sigue buscando el mío,
tus manos delatan en cada tenue roce
que nuestras pieles no se olvidan,
tu boca no puede evitar
posarse en la mía
mientras el corazón se nos agita.
 
No es tiempo de querernos
como en el pasado,
nuestras prohibidas caricias
y nuestros furtivos besos
los dos sabemos en qué cajón
los dejamos encerrados…
 
Mi niño grande,
tú sigues teniendo
la llave.
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 11 de noviembre de 2015

 

AUTÉNTICO
Desde hace tiempo
sabes poner el mundo a tu favor,
llevarme a tu terreno en tan sólo un suspiro,
en lo que dura ese beso de tus labios;
hacerme reír y enfadar
con las mismas ganas y facilidad.

Te miro a los ojos
y sé que eres auténtico,
que te tengo,
que tus confortables bazos lo dejan todo
para abrazar mi cuerpo y mis deseos,
que como un niño perdido buscaste mi mano
para pasear bajo la lluvia
aquella tarde que tu alma lloraba,
que estás en mis pensamientos y en mi realidad,
que no nos podemos olvidar,
que a cada oleada de viento
se remueven nuestros sentimientos.

Hay tanta complicidad entre tú y yo
que conozco tus pensamientos
antes de que tu voz los intente disfrazar,
la luz de tu sonrisa
antes de que ilumine tu rostro,
el vuelo de tus manos
instantes antes de que me acaricien,
esa mirada tuya,
lánguidamente aterciopelada,
antes de que con ansia bese la mía.

La protección y el cariño
con que siempre me tratas
se ha convertido en tu mejor arma,
y hoy no hay nada que me guste más
que respirar ese olor a lluvia,
a tierra mojada,
mezclada con el sabor de nuestros besos
resguardados bajo tu paraguas.
Ana

 

 

________________________________________________________

 

miércoles, 4 de noviembre de 2015

 

RODANDO, RODANDO
 
Rodando, rodando,
un buen día te ves arrastrado
hacia una carretera
por la que nadie sigue tus pasos.
 
El camino es largo,
tú solo has de andarlo,
atravesando parajes desérticos,
que humedecen tus ojos de recuerdos
y deseos.
 
Mirada altiva y fría,
pasas entre la gente ausente,
distante, sin mirar;
tu pensamiento está
en ese horizonte azulado,
donde comienza el mar.
 
Ruedas y ruedas sin parar
por esa carretera de tu vida
que un día te envolvió
y que hoy es tu única realidad;
a un lado y otro
amigos de paso dejarás,
mas nunca miras atrás.
 
Persigues ese sueño
que tan sólo es tuyo,
nadie te lo podrá arrebatar,
luchando, riendo, llorando
en soledad,
no dejas de rodar y rodar,
camino del mar,
camino de tu felicidad.
 
Ana

 

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 28 de octubre de 2015

 

 
PERDIDA
Una suave lluvia acaricia mi pelo,
me acompaña
mientras paseo en soledad
en esta tarde invernal.
 
Mis ojos se pierden entre la gente,
en mi mente estás tú,
como siempre.
Miro ausente a la lejanía
de estas largas avenidas
sin alcanzar a verte.
 
Aunque me lo calle,
aunque nadie lo sepa,
perdida en este presente,
te busco desesperadamente
en cada rostro,
en cada dulce mirada,
en cada gesto de la gente.
 
Mi semblante se entristece
y me vuelvo fría,
distante, indiferente;
la mirada cada vez más perdida
en el horizonte
de la eterna melancolía.
 
¿Dónde estás amor?
Aunque me lo calle,
aunque nadie lo sepa,
sin ti…
ya no soy yo.
 
Ana

 

________________________________________________________

 

miércoles, 21 de octubre de 2015

 

NIÑA
Niña de grandes ojos,
de miradas que todo lo captan,
siempre ingenua
por naturaleza,
inteligente,
callada y reservada.
 
Potrillo salvaje sin riendas,
huracán de sentimientos
que van y vuelven
al compás del viento.
 
¡Deja ya de nadar
entre humos de palabras,
de fantasear con fantasmas
que jamás se atrapan,
de perseguir nubes
que nunca se alcanzan!
 
Los golpes de tu cruda vida,
hace tiempo que debieron enseñarte
a lamer tus heridas,
a abandonar tu mundo
 de cuentos de hadas,
a endurecer tu piel y tu alma.
 
Y a pesar de todo el dolor…,
de esa tristeza hospedada
en el fondo de tu mirada,
sigues persiguiendo
en las noches serenas
la estela del brillo de cada estrella.
 
Ana

 

 

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 14 de octubre de 2015

 

 
ILUSIÓN
 
Hoy me baño en un mar de esperanza
que me refresca el alma;
remojo estas amarguras mías
y mirando el sol bailo
sacudiendo mi pelo
como hace mucho tiempo debí hacerlo.
 
Siento la música recorrer mi cuerpo,
me acaricia por dentro,
sube desde mis pies
hasta mis cabellos.
 
Burbujas de ilusión me incitan a saltar,
a moverme al ritmo de esta música
que el destino toca para mí.
 
Pase lo que pase
y sea lo que sea,
hoy rocé de nuevo el cielo
con la punta de mis dedos.
Ana

miércoles, 7 de octubre de 2015

 
HUBO UN TIEMPO
 
Hubo un tiempo
en el que ocupabas mi mente
constantemente,
en el que en mis pensamientos
no cabía ningún otro pasajero
que no fueras tú,
en el que tu vida era la mía,
en el que corría a tu lado
con desbordante Ilusión y alegría.
Tus mimos,
ésa protección
con la que me sabías arropar,
eran un poderoso imán
que me atraía.
 
Hubo un tiempo
en el que la desilusión
y el desamor me corroían,
en el que lloraba en soledad
mi agonía,
en el que buscaba refugio
allá donde podía.
 
Y ahora no hay tiempo
que mi pensamiento no te recuerde
con el más profundo cariño y respeto,
porque yo no soy dueña
de sentimientos ajenos,
y te quiero libre,
tranquilo y sereno.
Ana

 

--------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 30 de septiembre de 2015

 

FRÍO
Hoy, como tantas veces en mi vida,
siento este penetrante fío
que deja mi alma tan desolada.
 
Sin ti el frío cala hondo,
traspasa mi piel
y llega hasta lo más profundo
de mi ser.
 
A tu lado tuve el más cálido
y confortable de los abrigos:
la suave caricia
de tus acogedores brazos,
la calidez de tu forma de ser,
ese halo con el que me sabías envolver
es algo que jamás olvidaré.
 
No había mejor cura
para aliviar mis heridas
que refugiarme en tus brazos
al acabar el día.
 
Hablando sin parar,
tú de tus cosas,
yo de las mías,
dábamos la bienvenida
a los rayos del sol
de un nuevo día.
 
Ahora nadie me escucha
y me comprende
como tú lo hacías.
La calidez y calidad humana
de tu presencia ya no las tengo;
ya no te tengo más que en mi recuerdo.
 
Callada,
sin decirte nada,
llorando mi pena
en la distancia,
te extraño, te sigo añorando,
te sigo queriendo a mi lado
para que me abrigues
de este penetrante frío.
Ana

 

_________________________________________________________

 

miércoles, 23 de septiembre de 2015

EL VIEJO
La noche desnudó aún más su profunda soledad,
ésa que siempre temió,
ésa que la vida le impuso a la fuerza,
ésa a la que está encadenado
desde hace tantos años.
 
Camina por el empedrado de la calle
a paso lento,
arrastrando sus pies y su bastón,
con inmenso cansancio de dolor acumulado.
 
Huellas de tristeza albergan en un cuerpo
que el duro trabajo y el tiempo encorvó:
lo doblaron como las ramas de un árbol seco
que ya miran al suelo.
 
La melancólica melodía de un violín
se filtra por una de las ventanas de una casa
hacia la calle solitaria
inundando su pensamiento de queridos recuerdos.
 
Un nombre,
en un susurro casi imperceptible
acaricia sus resecos labios: Míriam,
esa mujer que lleva grabada en su corazón
desde el instante en que la conoció,
el amor por el que no dudaría en dar todo lo que fue,
toda su vida,
con tal de que ella estuviera aún viva.
Ana

miércoles, 16 de septiembre de 2015

 

 

AGUA DE LUNA
 
Agua de luna clara,
agua de luna blanca,
esta noche en que la nostalgia
no cesa de incendiar mi alma,
dile que le quiero,
que en silencio aún le espero.
 
Agua de luna clara,
agua de luna blanca,
dile que nadie como él
supo acariciarme por dentro,
ni mimar de esa forma
mis sentimientos,
ni abrazar con esa calidez
mis pensamientos.
 
Agua de luna clara,
agua de luna blanca,
aunque ya ha corrido el tiempo,
no logro sacarle de lo más hondo
de mis adentros,
dedicándole tristes versos,
y él, como siempre…
sin saberlo.
Ana

miércoles, 9 de septiembre de 2015

 

SOLEDAD
 
Soledad,
me vienes de nuevo a buscar.
Eres mi compañera más fiel,
la única que me entiende completamente,
y que siempre está
cuando los demás se van.
 
Amiga mía
desde que era muy niña,
sólo tú has compartido en silencio
todas mis ilusiones,
sueños, desvelos,
temores, desengaños...;
también todas mis alegrías.
 
En estos momentos
te siento tan dentro
hurgando entre las pobres cenizas
de mis recuerdos,
que intuyo que estás cogiendo impulso
para empujarme de nuevo
a remontar el vuelo,
por enésima vez,
como siempre sin red.
 
Volverás,
claro que lo harás,
acariciándome el cabello,
como ahora,
o mordiéndome por dentro.
 
A ti siempre te tengo,
a veces me metes en una jaula dorada
y otras me das alas blancas.
 
Ana

miércoles, 26 de agosto de 2015

 

 
PISO EL BARRO
Mis pies se hunden en un viscoso barro;
piso tierra mojada,
movediza,
una tierra extraña,
desconocida.
En ella no encuentro tu presencia,
tu aliento,
esa fuerza
que siempre me dabas:
tú y yo éramos capaces
de mover montañas.

 

Estos parajes no son tuyos ni míos,
no son de ambos,
que es lo que tú y yo siempre deseamos…

 

Mis ojos velados
ya no tienen aquel brillo,
miran cada noche la luna
esperando ver la luz de tu sonrisa,
que siempre era mi mayor alegría.

 

Sola, entre unas frías sabanas,
acabo enjugando mis lágrimas,
hasta que los rayos del sol
se filtran por mi ventana,
sin darme ninguna esperanza.

 

Y vuelvo a pisar entre la multitud
este viscoso barro
sin dejar de caminar,
sintiendo roces extraños y superficiales
sobre mi piel,
que nada me dicen
porque nadie llega a esa capa escondida
que sólo tú,
con tu extremada sensibilidad,
supiste comprender
mucho antes de desnudar.
Ana

 

miércoles, 19 de agosto de 2015

 

 

PALACIO ENCANTADO
De tu joven mano me transportas
a un palacio encantado
en el que se detiene el tiempo
mientras el cielo forma nubes de amor
que nos arrastran suavemente a los dos.
 
Vuelan caricias
que susurran
sobre mi cuello,
besos de tus dulces labios
al vaivén de tu deseo.
 
La noche nos cubre
con su eterno manto negro,
y tú despliegas ante mis pies
todo un mundo de hermosos tapices azules.
 
Me llevas agarrada de la cintura
bailando por inmensos salones
en este palacio encantado.
 
 
La magia nos envuelve
al mirarnos a los ojos.
Y así, bailando, bailando,
enredada entre tus brazos
nos dejamos llevar
en nuestro palacio encantado.
Ana

miércoles, 12 de agosto de 2015

 

BESOS
 
Un beso porque aún costándote
como sólo tú y yo sabemos,
lo has hecho…
 
Dos besos por tener el corazón
más grande que tu pecho.
 
Tres besos por todos los dulces
recuerdos que junto a ti tengo.
 
Cuatro besos por este futuro
que viene a rescatarme de nuevo.
 
Y mil besos guardo para cuando
bailemos junto a la orilla
de ese mar nuestro.
Ana

miércoles, 5 de agosto de 2015

 

 
SIN UN ADIÓS
 
Me iré sin un adiós,
sin un porque,
sin angustia,
sin dolor,
sin ninguna explicación.
 
Me alejaré de tu vida
igual que tú te fuiste un día.
 
Todo pasa,
ya no tienes ningún arma:
tus caricias a media noche
ya no me hacen estremecer,
tus dulces palabras a media voz
ya no empañan mi razón,
tus ojos miel
ya perdieron su poder.
 
Me llevo un poquito de ti:
la imagen de una triste sombra
que un día confundí,
y la amarga certeza de que siempre
te seguiré queriendo
en mi recuerdo.
Ana

miércoles, 29 de julio de 2015

 

 
PÉTALOS DE FLORES
 
No hago otra cosa
que perseguir
aquellas hermosas flores
que acariciaban mis cabellos.
 
Llevo su olor impregnado
en cada poro de mi piel,
el aroma de aquellos besos furtivos
que como un niño travieso dibujabas
sobre mis labios,
derramando esos pétalos perfumados.
 
Hoy nos miramos en silencio,
recordando aquel pasado,
siempre querido
y jamás olvidado.
 
Cómplices del destino,
tu tierna mirada me sonríe
sabiendo que ahora tus besos
deben dirigirse a mis sonrosadas mejillas,
mas, sin poderlo evitar,
tus labios rozan los míos,
y saltándote convencionalismos
los posas suavemente en la comisura
de mi sorprendida sonrisa,
dejándome la fragancia
de aquellos pétalos perfumados.
 
Ana

miércoles, 22 de julio de 2015

 

 

EL TRAMO PROHIBIDO DEL RÍO

Aquella tarde de verano el viento soplaba a mi favor: mis padres habían salido de viaje, asistían al funeral de una amiga suya, y a mis primos y a mí, por esas afortunadas casualidades de la vida, nos dejaron solos con la abuela. A la edad de doce años la muerte corre por tu mente de largo, a no ser que sea de alguien muy querido. Creo que fueron unos cinco segundos los que pensé en la desgracia de esa pobre mujer, enseguida hubo miradas de complicidad entre mis primos y yo. Era la oportunidad perfecta para ir a ese tramo prohibido del río. Nos habían dicho expresamente que ni nos acercáramos allí y creo que simplemente por eso lo deseábamos más. Después de comer tras convencer a la abuela de que nos dejara salir con ese sol de justicia, mis dos primos y yo dimos la vuelta por la parte de atrás del patio para coger nuestras bicicletas, y media hora más tarde, sudando como se suda a las cuatro de la tarde en pleno mes de julio, ya estábamos en el río. Entre risas y alborotos nos zambullimos en él deseosos. Teníamos más que sabido que esa parte era peligrosa, que tenía corrientes muy traicioneras nos decían todos los veranos, pero nosotros lo queríamos comprobar. Era muy excitante dejarse arrastrar por el agua, tal vez nos llevara hasta la cascada de más abajo donde también teníamos prohibido meter un pie. Mis primos y yo jugábamos chapoteando en el agua cuando oímos como una mujer gritaba desesperadamente el nombre de Laura. La voz se iba acercando cada vez más hasta que pudimos ver la figura de una mujer joven en la orilla del río. Nos preguntó que si habíamos visto a una niña pequeña, de seis años de edad. Entre lágrimas y nerviosismo nos explicó que Laura, su hija, debía haberse perdido al ir detrás de la pelota con la que jugaba y que aunque la niña sabía nadar podía haberse caído al río, ahogándose con aquellas fuertes corrientes. Mis primos y yo viendo la angustia de la mujer salimos del agua y nos pusimos a buscar a la niña bordeando todo el río. Mientras el padre pedía ayuda en el pueblo, pensamos que era mejor separarnos: mi primo Antonio se fue con la mujer por un tramo y Juan y yo por otro. Gritábamos el nombre de la niña mirando todo lo lejos que nuestra vista alcanzaba. Anduvimos largo tiempo sin preocuparnos de nada más que de encontrar a Laura. No tardamos en oír gente a nuestro alrededor, eran personas del pueblo que junto a los guardias ayudaban en la búsqueda. De repente un grito ensordecedor dejó el bosque en silencio. La madre de Laura gritaba desconsoladamente, todos corrimos en dirección a aquellos alaridos y al llegar nos encontramos a una niña empapada, tumbada junto a unos juncos al lado del río. Unos hombres le trataban de reanimar mientras su madre no dejaba de llorar. Laura parecía muerta y por unos momentos sentí una gran angustia al ver a esa chiquitina  y a su destrozada madre. Fue la primera vez que percibí de cerca la muerte. Miré a mi primo en silencio, le di la mano viendo que él al igual que yo estaba llorando. Tras unos momentos de incertidumbre que nos parecieron horas, Laura empezó a toser. Por suerte la pequeña no estaba ahogada, aunque tenía la ropa completamente destrozada y varias heridas. Nunca supimos lo que sucedió, en qué instante cayó al agua ni desde dónde. En el pueblo decían que lo de Laura fue milagroso. Mis primos y yo volvimos en silencio a casa en nuestras bicicletas y no fue hasta años después cuando contamos en una bulliciosa comida familiar que aquel día de verano nos bañamos en el tramo prohibido del río.
Ana

miércoles, 15 de julio de 2015

 

 
PALABRAS VACÍAS
 
Me dices palabras de amor
que son tan pensadas,
tan elaboradas,
que aún siendo bellas las siento vacías,
distantes y frías.
Tan sólo queda dentro de ellas
aquel amado eco de tu presencia.
 
Palabras dulces y tiernas
que lejos de presentarse ante mí desnudas,
lo hacen vestidas con chaqué y corbata,
van de gala,
de cumplido,
te da lo mismo decírmelas en alto
que al oído.
 
Me suenan a bruma,
a polvo,
a viento,
porque son ligeras,
no tienen ningún peso;
son palabras huecas,
sin contenido,
les falta el sentimiento
que es lo más querido.
 
Te miro y no te veo,
te tengo delante
y no te encuentro.
 
Yo, que siempre fui contigo
un volcán de sentimientos,
que me entregué a ti
como tan sólo tú y yo sabemos,
no quiero un triste muñeco de cartón y piedra
escondido detrás de unas palabras huecas.
 
Ahora sé que quisiste recoger las lágrimas
que mi sentimiento derramaba
para hacerlas tuyas,
ahora sé porque me reñías
cuando quise ser un día
esa piedra que ni siente ni padece,
ahora sé que intentaste con toda tu alma
ser capaz de amar….
sin conseguirlo.
 
Y ahora sé que los dos,
tú y yo,
seguiremos nuestro camino
llorando por diferentes motivos.
 
Ana

miércoles, 8 de julio de 2015

 

 
 
LA SOMBRA DE LA LUNA
 
En la noche
navego por este mar sereno,
tranquilo,
en el que se reflejan sombras
de sonrisas plateadas.
 
Y la vida sigue su curso
sin esperar que me desperece
del letargo.
Debo seguir surcando mares azules,
grises o plateados,
columpiándome
en pequeños y grandes interrogantes,
como hacía de niña
cuando la blanca luna me perseguía.
 
La sombra de esa luna
que desde lejos aún me cuida,
trasformando su interrogante
noche tras noche
en una hermosa pelota blanca
para que juegue con ella
y me distraiga,
desde esta gran distancia
que nos separa;
agitando balsas de agua salada
para darme enormes abrazos
de espuma blanca.
 
¡Luna hermosa,
que acaricias el agua
con tu sombra plateada,
nunca dejes de perseguirme
allá donde vaya!
 
Ana

miércoles, 1 de julio de 2015

 

 
EL ECO DE TU AUSENCIA
 
El eco de tu ausencia
retumba en mi corazón,
lo siento completamente vacío
sin tu amor.
 
Una densa niebla se ha instalado
en lo más profundo de mi ser,
sin dejarme ver el presente
que como agua tras un deshielo
dejo correr.
 
Paseo por un mundo,
que ya no es tuyo ni es mío,
con la mirada perdida en la lejanía,
en un tiempo que se fue
para nunca más volver.
 
Acaricio esas adoradas manos
que fueron mías,
me hundo en el sereno mar negro
de tus ojos risueños,
besando el recuerdo de tu amor,
cuando tan sólo una sonrisa de tus labios
me alegraba todo el día
y el roce de tu piel erizaba,
hasta la capa más escondida de mi ser.
 
Ana

miércoles, 24 de junio de 2015

 

 
 
TU BICICLETA
 
En aquellas soleadas tardes de mi vida
no había mayor alegría
que verte pasar por mi calle
con tu bicicleta.
 
Aquel sonido del timbre
que tú hacías cantar
cada vez que pasabas
junto a mi ventana,
me parecía el trinar
del más hermoso pájaro,
llenaba todos mis poros
de agitación e ilusión.
 
Tus cabellos rubios
brillaban bajo el sol
dejando una estela luminosa
que se colaba por mi ventana.
 
Eras mi caballero andante
a lomos de tu corcel metálico,
que cada día de aquel inolvidable verano
me venía a buscar
para llevarme volando
a explorar universos
de sensaciones,
en la hora buja,
cuando el sol se pone.
 
Ana

miércoles, 10 de junio de 2015

 

 
TE HE VISTO
Te he visto pasar desde lejos…
y después de tanto tiempo,
de tanto silencio,
de tanto sufrimiento;
mi corazón sigue queriendo
correr detrás de ti.
Lo he sujetado con todas mis fuerzas,
poniéndole riendas
como si fuera un caballo desbocado
he tirado de él.
 
Mis ojos humedecidos de emoción
te han acariciado suavemente,
y dándome media vuelta
he pronunciado esa palabra
que cada vez que asomaba por mis labios,
mares de lágrimas me ahogaban el corazón:
¡adiós!

 

Ana

miércoles, 3 de junio de 2015

 

 
Sé que estás ahí,
justo detrás de mi puerta,
sin saber cómo volver
a pasar por ella.
 
Sé que eras la savia
de la que me alimentaba,
que me empujabas hacia delante
desde la distancia.
 
Sé que hubo días
que me llenaste de alegría,
que me sentí mimada,
protegida, querida
y comprendida.
 
Sé que tus palabras
saben acariciar
mientras tu corazón
no hace más que callar.
 
Sé que te quise
como hace tiempo no quería,
a pesar de ser un peón más
en el tablero de tu triste vida.
 
Y sé que sabes
que por mucho que lo intentes,
ya nada volverá a ser como antes.
 
Ana

miércoles, 27 de mayo de 2015

 

 
 
POLOS OPUESTOS
 
Tú eres cegadora nieve,
yo soy rojo fuego,
que por no quemarme las pupilas
cambio de rumbo
y corro a favor de un viento
que me lleve lejos.
 
Tu pasividad y en ocasiones apatía,
turba mi profunda rebeldía,
ésa que nos enfrascaba
en mutua compañía
de interminables horas cada día.
 
Tu resignado determinismo
chocaba con el libro
que mi pluma escribe paso a paso,
instante tras instante,
mientras vivo,
mientras sueño,
mientras respiro,
mientras te pienso,
mientras te tengo.
 
¿Y tú aún me dices que nos parecemos,
que tu alma es un reflejo de la mía?
 
Cuando ese fuego
que ahora apenas templa tu corazón
te haga arder en amor,
ese día tu reflejo será el mío.
 
Lo que hoy soy incapaz de negarte
es esta poderosa e inexplicable atracción
que aún sentimos los dos,
y que en mi caso sé sin duda que es amor.
 
Ana

miércoles, 20 de mayo de 2015

 

  
NAUFRAGIO
Busco en el mar de mi recuerdo
todos los despojos de este amor
que naufragó,
antes de que tú te enteraras
de que realmente existió.
 
Aquellos ingenuos pájaros
que junto a ti aprendían a volar,
se murieron de pena en mullidos nidos
construidos de indiferencia.
 
El nenúfar
que tus manos me obsequiaron
se ha secado y cuarteado
a fuerza de esperar
entre un viejo libro
que nunca más vas a hojear.
 
Las mariposas que aleteaban felices
hasta tus oídos para hablar contigo,
hace tiempo que perdieron ese rumbo fijo.
Y esa cascada de ilusión
que me desbordaba por dentro
cada vez que te tenía cerca,
ya no la siento.
 
Ana

miércoles, 13 de mayo de 2015

 

 
AÑORANZA
 
Los labios me saben a sal,
la sal de las lágrimas
que no cesan de rodar
por mis mejillas.
 
Te sigo añorando,
te sigo queriendo a mi lado,
aunque no sepa la manera
de no causarnos daño.
 
El fondo de mi alma
siente una tristeza serena,
tranquila,
medio despierta,
medio dormida.
 
La fiera del dolor,
que como un puñal
me traspasaba el corazón,
se va apaciguando,
pero tú nunca te vas de mi lado,
te llevo allá donde vaya,
prendido en lo más profundo
de mis entrañas.
 
Ana

 

 

miércoles, 6 de mayo de 2015

 

AIRES DE LIBERTAD
 
Contigo respiro
estos vientos húmedos de libertad.
Como adolescentes
vamos comiéndonos el mundo,
sintiéndonos
mucho antes de comprendernos,
bebiéndonos las reglas
en copas de cristal de Bohemia.
 
 
Entre calles de asfalto
caminamos como si flotáramos
sobre verdes praderas
que la lluvia ha regado.
 
 
Bajo tu paraguas
tenemos la luna y el sol,
todos los astros
a nuestro alrededor.
 
 
Esta ansiada lluvia
nos refresca el alma.
Respirando su frescor
reímos como chiquillos
mirándonos con la complicidad
de quienes hoy hicieron novillos…
 
Ana

miércoles, 29 de abril de 2015

 

 
 
TU MELANCOLÍA
 
Tu nombre habita
continuamente
en mi mente.
 
Esa contagiosa
melancolía tuya
fue la que escarbo
en lo más hondo
de mi corazón,
se ha convertido
en mi pasajera más fiel
y sin ella y sin ti…,
ya no sé vivir.
Ana

miércoles, 22 de abril de 2015

 

 
MIS ABEJAS
 
He soñado…,
he soñado
que me perseguía un enjambre de abejas,
llegaban hasta mi rincón secreto
donde guardo mis recuerdos,
mis fantasías,
mis anhelos.

 

Por cascadas blancas van discurriendo,
robando polen a las flores
para fabricar su más puro néctar.

 

Las abejas y su miel
se trasforman el dulces letras,
letras que el tiempo sella
entre risas, llantos y penas.

 

Ahora sé que mis abejas
me las envió un duendecillo
mágico que esta siempre a mi lado
y que sabe transformar
su mundo en bellos poemas.
Ana

miércoles, 15 de abril de 2015

 
 
LÁGRIMAS AMARGAS
 
Sentada en una lúgubre cafetería
el mundo de una chica se va quebrando:
se cuartean sus frágiles paredes
y ajan sus caros ropajes.
 
Mirada perdida tras el cristal,
como queriendo echar el tiempo atrás,
sin escuchar el silencio
que le está quemando por dentro.
 
No se puede comprar
ese tiempo de felicidad
que pasó por su vida,
la rozó y se evaporó.
 
No supo retener aquel amor,
frágil como un pajarillo
caído del nido,
poco a poco se fue muriendo.
 
Dos agonizantes velas
sobre mesa son testigos
de las amargas lágrimas
que deja derramar.
Ya no las puede sujetar,
tras sus manos temblorosas
las intenta ocultar.
 
Junto a ella,
un chico le acaricia el cabello
mientras le apuñala el alma
con sus palabras.
 
Ana

miércoles, 8 de abril de 2015

 
EL PUENTE
Hoy mi memoria ha paseado
por los dorados campos
de mi adolescencia,
cuando la alegría me envolvía,
cuando mis experimentos eran un éxito
si tú tomabas parte en ellos.
 
Por el viejo puente pasábamos
soñando, riendo,
viviendo emociones
y sentimientos secretos.
¿Cómo olvidar aquella esbelta figura
de inquietantes ojos verdes…?
 
Disfrutábamos de cada paso
por aquel puente
que estábamos cruzando,
pisábamos arena mojada,
yendo tras unas huellas
que no eran nuestras…
 
… Y sin que lo pudiéramos evitar,
el humo del tiempo
envolvió el viejo puente
borrando nuestras aniñadas caras,
ésas que hoy buscamos en el espejo
sin encontrarlas.

 

Ana

miércoles, 1 de abril de 2015

 

 
CERCA DE TI

 

Me siento tan cerca de ti
que me parece extraño.

 

Las yemas de mis dedos
no dejan de acariciar
tu cuerpo,
ni mis ojos dejan de velar
tu sueño.

 

Mis labios te siguen
dando besos,
y mi alma te sigue
esperando en silencio;
ahora que estás…
tan lejos.
Ana

miércoles, 25 de marzo de 2015

 
CAMINO SIN TI
Me escaparía contigo
esta noche mismo.
 
Dejaría este presente
completamente vacío
para huir junto a ti,
a un eterno pasado
en el que todo tenía sentido:
contemplar tu sonrisa
era el mejor motivo
para seguir viviendo,
mi mundo se iluminaba
tan sólo con el brillo
de tu mirada,
que siempre, siempre
me deslumbraba.
 
He andado y continúo
andando caminos,
sabes que no me rindo;
te busco en cada esquina,
en cada hueco,
en cada resquicio,
miro aquí y allá,
pero tú ya no estás conmigo.
 
Me consuelo acunando
la dulce sombra de tu recuerdo
en mi pensamiento,
me trago las lágrimas
y prosigo mi camino.
 
Ana

miércoles, 18 de marzo de 2015

 
¡ADIÓS MI AMOR!
 
Sin poder dejar de mirar
tus tristes ojos,
mi corazón se va desquebrajando,
la angustia me quema el alma
mientras cada poro de mi piel
grita que no te vayas,
que no me dejes con este enorme vacío
que nada ni nadie podrá llenar.
 
Tengo miedo,
miedo de no volver a verte,
de no tenerte presente en cada gesto,
en cada amanecer,
en cada día de mi vida.
 
Tengo miedo,
miedo de que olvides que las lágrimas
que hoy ruedan por nuestras mejillas
están tan unidas
que no se distinguen las tuyas de las mías.
 
Tengo miedo,
miedo de que no me abraces
y me beses como ahora lo haces,
miedo de que no busques
en mi cuerpo abrigo y cobijo
cuando tengas frío,
miedo de que no me arranques
más sonrisas,
miedo de que mi alma sin ti
se quede para siempre vestida.
 
El tren arranca
y con él tú te marchas.
Me reconforta el aroma
de ese último abrazo
que tu tembloroso cuerpo
me deja.
 

Ahogado en las lágrimas de mis ojos
te pierdes en la distancia
llevándote esta forzada sonrisa mía,
todo lo que soy,
y la parte entera de mi corazón.
 
Ana
 
 

miércoles, 4 de marzo de 2015

 
TU FRAGANCIA
 
Me envolviste
en tu mágica fragancia,
en la dulce sensualidad
de tu experiencia.
 
Entre tus brazos me acogiste
con extrema delicadeza,
suavidad, dulzura;
como a una frágil mariposa
a la que no se roza
sin hacer ningún daño.
 
Tu deseo y el mío
eran sencillamente
el mismo…
 
Tu cuerpo me arropaba
con tu personal fragancia
tus caricias y tus besos están grabados
sobre cada poro de mi piel a fuego lento.
Y todo se fue trasformando
hasta empaparnos…
 
Abriendo tus protectoras manos
mis alas se extendieron
para poder alzar el vuelo.
 
Ana

miércoles, 25 de febrero de 2015

 
RAYO DE SOL
 
Me transportas a un paraje mágico
cuando estoy entre tus brazos;
mi tiempo queda atrapado entre tus ojos,
entre tu encantadora sonrisa.
 
Cómplices del destino
nos dejamos arrastrar
por una dulce melodía
que hoy toca para nosotros la vida.
 
Juntos bailamos en este oscuro mundo
en el que hoy entra un rayo de sol
para los dos:
instantes de felicidad
a los que no debemos renunciar.
 
Si ayer todo era un sueño,
hoy es nuestra realidad.
 
¡Atrapa ese rayo de sol,
no lo dejes escapar!
 
Sé que dentro de mucho tiempo
lo añorarás,
será un dulce recuerdo
lleno de nostalgia y felicidad
que nos alimentará.
 
Ana

miércoles, 18 de febrero de 2015

MÁGICOS INSTANTES
 
Hay momentos
en los que te pones tierno,
tu mirada lánguida
me recorre sin que tus labios
apenas digan nada,
se te traba la voz
y pierdes el hilo
de la conversación.
 
En silencio,
tus pupilas se hunden en las mías,
como si quisieras penetrar
en lo más profundo de mi interior.
 
Yo me estremezco,
me ruborizo
y pierdo la noción
de lo que tenemos
a nuestro alrededor.
 
Mágicos instantes
que se producen entre los dos
en cada reencuentro,
sin pretenderlo.
 
¿Jugamos a querernos?,
¿jugamos a atraernos?
o ¿jugamos a fingir
que somos buenos?
 
Ana

miércoles, 11 de febrero de 2015

 
HONDAS NOSTALGIAS
 
Me estoy ahogando
entre hondas nostalgias;
ahora que ya no te tengo
es cuando más te quiero.
 
Siempre tuve las maletas hechas
en nuestra extraña relación,
los dos sabíamos desde el principio
que yo era ave de paso
por uno de mis mejores veranos,
que un día me acerqué
a tu oscura ventana
con una pluma entre mis labios.
 
No dejé que me cortaras las alas,
ni que me metieras en una jaula.
 
Te quería,
casi desde el primer día,
fue imposible no hacerlo…
con esa entrañable calidez tuya,
con esa delicadeza conmigo,
con esas confidencias,
con esa mano tendida
que hice mía,
a pesar de los pesares…
 
Volverás, sé que lo harás,
y me harás dudar…
 
No pretendas que te quiera aún más,
que si esto nuestro no fue un juego,
yo guardo demasiado amor dentro
y se me puede derramar.
Ana

miércoles, 4 de febrero de 2015

 

RÍO ABAJO
 
Por la corriente del río
me dejo arrastrar
viajando tú a mi lado
nada malo me puede pasar.
 
Todo es placido, confortable,
y seguro cuando tú estás.
 
Cogida a tu cintura
me quedaría
toda la eternidad.
 
Caemos por atropelladas cascadas,
mientras tú bates para mí blanca espuma
que me protege de los duros golpes
contra las rocas.
 
Acomodada
entre la ternura de tus abrazos,
en un viaje apasionante
nos dejamos arrastras
río abajo.
 
¿Quién sabe dónde nos llevará?
 
Ana

miércoles, 28 de enero de 2015

 
MI REFLEJO
 
Mi vida no tendrá jamás
telarañas tan tupidas
por las que tú no puedas pasar.

Esté donde esté,
camine por donde camine,
beba de manantiales amargos o dulces
de la vida,
siempre sabré encontrarme
conmigo misma.
 
Cuando mastique el polvo de mi camino,
me sienta sola,
abatida y perdida,
buscaré mi reflejo en el dulce recuerdo
de tus ojos negros.
 
 
Para mí no hay mejor espejo:
la imagen que me devolvías,
ese tú y yo que llevo escondido
en lo más profundo
de mis sentimientos.
Ana

miércoles, 21 de enero de 2015

 
 
MELANCOLÍA
Melancolía es lo que siento
cuando no te tengo.
 
Fuimos demasiado tiempo
de la mano,
a veces juntos,
otras,
el uno tiraba del otro.
 
¿Por qué me cuesta tanto olvidarte?,
¿por qué te sigo queriendo?,
¿por qué tus palabras se me clavan
en el alma?
 
Sin ti ya nada es igual.
Me debo conformar con sucedáneos
de amores que aparecen
por mi vida
intentando llenar las horas
que tú dejaste vacías.
 
En mis noches de soledad,
frente al mar
me escapo contigo.
 
Y sabiendo que te fuiste
para siempre,
aún te siento,
aún te oigo,
aún te veo,
porque tú sigues siendo
el protagonista
de mi pequeño universo.
 
Ana

miércoles, 14 de enero de 2015

 
HOY
 
Hoy me moría por verte,
por estar contigo,
por mirar tus profundos ojos
mientras nos reíamos.
 
En cambio,
he vagado por calles solitarias,
me he dado un baño de lluvia
bajo estrellas ocultas,
que tristemente parecen haberse ahogado
dentro de los charcos.
 
 
He mirado al cielo
buscando nuestra luna llena,
ésa que un día me quisiste regalar
y ya no sé dónde está.
 
 
He caminado largo tiempo
para agotar mi mente y mi cuerpo
escuchando el tenue murmullo del viento.
 
He respirado el barro de un parque
arropado por hojas otoñales,
me he cruzado con un gato pardo
al que he acariciado.
 
Al llegar a un puente solitario,
la lluvia se ha mezclado con mis lágrimas,
y desesperada he gritado tu nombre,
que me ha salido de muy dentro,
rogando al viento que se lo llevara muy lejos.
 
Ana

miércoles, 7 de enero de 2015

 
 
SIN RUMBO
 
Caída como hoja seca
el viento me bambolea,
me empuja sin rumbo de aquí para allá.
 
 
La lluvia me arrastra por el barro
sin compasión,
el sol me agrieta
dejando en cueros mi intimidad.
 
Viví formando parte de ti
era hoja jugosa y fresca de tu árbol
era el cobijo de insectos
era la maraña que construyó la araña
era la caricia de tus ramas,
era sabia que te nutría.
 
Nuestro otoño llegó
para desprenderme de ti,
para dejarme sin hogar,
para hacerme vagar a merced del viento,
sin raíces, sin ilusión
y sin tu amor.
Ana

miércoles, 31 de diciembre de 2014

SENDEROS
Miro en la lejanía
de mi vida
y siempre me encuentro
contigo.
 
Pareces mi fin
y mi principio.

 

Nuestro tiempo acabo;
cada uno tomamos
senderos distintos
para perseguir
el mismo camino.
 
Ahora es tiempo de vagar
por la vida sin tu sonrisa,
sin oír tu voz,
sin tener la esperanza
de encontrarte.
 
Todo me parece un intermedio
de unos cuantos años.
 
Sin ti me siento perdida,
sin alegría, sin ilusión,
sin vida.
 
¿Por dónde andará el fuego
de tus lindos ojos negros?,
ese que seguirá corriendo
por mis venas
hasta el día que muera.
Ana

miércoles, 24 de diciembre de 2014

 
NADARÉ
Despojaré mi alma
de pesados ropajes
y me iré nadando,
en busca de mi destino.
 
Nadaré contra el viento,
nadaré contra corriente,
nadaré contra lo establecido,
nadaré con fuerza
para encontrarme contigo.
Ana

miércoles, 17 de diciembre de 2014

 

LLUVIA EN NAVIDAD
Pequeñas gotas de lluvia resbalan
por los cristales del taxi,
discurren descontroladas,
empujadas por la inercia,
sin saber que su movimiento
morirá en algún lugar. Miro a través de ellas
la distorsión de mi ciudad
vestida de luces navideñas,
gente que se apresura por las calles
resguardada bajo sus paraguas.
Les observo en cada semáforo
sin dejar de recordarme a mí misma
en otros tiempos que se fueron,
que busco sin encontrar
porque no sé dónde están.
  
El coche avanza a ritmo lento y sin querer,
sin saber bien el porqué,
mis ojos se empañan
como el cristal
dejando las lágrimas aflorar.
  
Me derramo en tristeza,
me escurro en el vacío,
en una sensación de no ir ni estar
en ningún lugar;
me empapo en soledad.
 
Huiría hasta el mismo borde
del mundo,
aún sabiendo
que allí tampoco estás.
  
Se me truncaron todos los sueños
y ya ni yo misma me encuentro.
¿Quién soy sin ellos?
 
Sé muy bien dónde dejé
aquella alegría mía,
las mejores de mis sonrisas;
sé dónde han ido quedando
pedacitos de mi corazón.
Quizá por eso,
hoy me duele profundamente
esa parte que aún conservo
en mi interior.
Ana

miércoles, 3 de diciembre de 2014

 
VACACIONES EN ROMA
 
Llueve y oscurece
tras el cristal de mi ventana.
Mis pensamientos vuelan hacia ti,
hacia los días de verano
en los que te tenía junto a mí.
 

Sé que caminando recto
o dando mil y una vueltas
siempre acabo entre tus brazos,
acurrucándome en el mejor refugio
que alberga mi corazón,
ése que tan sólo es tuyo.
 
Vacaciones en Roma:
como una princesa hacías que me sintiera,
cogida de tu mano como en un sueño
me llevabas flotando,
al cielo me subías cada vez que me sonreías;
entre nubes de algodón nadábamos
en aquellos inolvidables días de verano.
 
 
Hoy llueve en las calles
y en mis sentimientos.
Es tu dulce recuerdo el que me ayuda
a seguir viviendo.
 
Ana

miércoles, 19 de noviembre de 2014

 
SECRETO
 
Las dunas de arena guardan
nuestro secreto.
El viento se afana en desenterrarlo,
mientras mi sonrisa te dice:
No temas, amor,
el lenguaje del viento
tan sólo lo entendemos
tú y yo”.
Ana

miércoles, 12 de noviembre de 2014

 
 
MELANCÓLICO PIANO
 
La noche que te conocí
no podía apartar mis ojos de ti
mientras tus preciosas manos
acariciaban un melancólico piano.

Las parejas enamoradas bailaban
 
envueltas en la melodiosa música
que tus dedos creabas.

Sumido en tu mundo,
ajeno a miradas de extraños,
vibrabas a cada nota que tocabas,
provocando que mi cuerpo se estremeciera
al compás de tu triste melodía.
Jamás sentí la música como aquel día.

Mil historias creé en torno a ti
mientras mis brillantes ojos
no podían dejar de acariciarte.

Nuestras miradas se cruzaron
y tu tristeza me inundó por dentro,
algo me susurraban tus labios en silencio,
algo que era un secreto.

Esa noche fue inevitable
enamorarme de ti

por unos instantes.
Ana

miércoles, 5 de noviembre de 2014

CORRO HACIA TI
 
Mi corazón va saltando
entre los charcos.
Llueve en las calles
mientras mi alma ríe
y muere por volver a verte.
 
Me esperas como siempre,
con la dulce flor del beso
de tus labios.
 
Corriendo entre semáforos
siento gotitas de lluvia,
resbalan por mi cara,
frescas, dulces;
suavemente me acarician,
me saben a ti.
 
Hoy todo tiene tu olor,
tu sabor, tu frescura;
hoy el mundo de repente
lleva tu nombre.
 
Tu espera no fue en vano,
al fin me has conquistado:
entre risas y atenciones
esta noche me llevas a tu lado.
 
El tiempo es testigo de lo imposible
que es dejar de quererte,
por más que lo intente.
Ana

"Un miércoles... un poema"

miércoles, 29 de octubre de 2014

 

 
BAÑO JUNTO A LA LUNA

 

Caminaré por tu mundo de tinieblas,
de pesares,
de penas,
hasta volver a ver la luz azulada
de tu sonrisa.

 

Me hundiré en las profundidades
de tus bellos ojos almendrados
hasta que poco a poco su brillo
me vuelva a deslumbrar.

 

Saldremos de la mano
de esa oscuridad
que te acecha,
que te atormenta.
 
No temas, amor,
cerca la luna nos espera,
nadaremos junto a ella,
borraremos tus eternas noches de fatiga,
de dolor
y de tristeza;
bajo las aguas heladas
las dejaremos sepultadas.
 
Los primeros rayos de sol
sobre nuestros cabellos
se posarán
y con una suave caricia
nos despertarán.
 
Ana

miércoles, 22 de octubre de 2014

 
 
TE EXTRAÑO
 
El silencio de la noche
me ensordece,
se me clava en el alma.
 
Extraño el arrullo
del mar que se colaba
por mi ventana,
el aroma salado de aquellas
noches de verano
en las que me amabas.
 
Ya no puedo dormir,
ya no puedo vivir…
sin ti.
 
Ana

miércoles, 15 de octubre de 2014

 

 


REENCUENTRO EN OTOÑO

 

Siempre que mi vida se detiene
acudes tú a llenarme la mente.
 
Calles mojadas,
calles empedradas,
olor a tierra mojada.
Tu amada ciudad
con orgullo me enseñabas.

 

Cabellos volando al viento,
riendo,
soñando,
amando.

 

Cuando yo ni siquiera era proyecto de nada
es cuando mejor estaba,
y contigo pasaba mis horas más queridas,
más preciadas.

 

Octubre tenía otro sabor,
otro olor:
el otoño vestía los campos,
los pueblos,
las ciudades.

 

Hojas secas sobre el suelo
y se producía nuestro reencuentro.

 

Tus ojos negros
mi mayor aliento,
tu cautivadora sonrisa
el mejor de los premios.

 

Navegante de mis sueños,
amor de mis amores
nunca me cansaré de buscarte.
Quizás encuentre
un reflejo de ti
en otros paisajes
en otros lugares,
en otras gentes.
Ana

miércoles, 8 de octubre de 2014

LEJOS DE TI
 
Me voy lejos de ti
con el alma algo dañada
por tu tristeza,
por la mía,
por nuestra mutua incomprensión.
 
Casi desde nuestro
primer encuentro
me he estado despidiendo,
y hoy tragándome las lágrimas
me marcho lejos.
 
Tu dolor me traspasa,
siempre me empapa las entrañas;
me desgarras.
 
Me hundí en tu tupida red
desde el primer instante,
dejé que jugaras conmigo
y casi caigo en el abismo.
 
No hay culpables,
yo también jugué contigo,
más de lo que hubiese querido,
más de lo debido.
 
Entre enredos de juegos
me quemé y sufrí,
también aprendí.
¿Cómo no aprender de ti…?
 
Sabes que te quise,
lo intuías,
lo percibías,
no fueron palabras vacías,
no se vierten lágrimas
por quien nos es indiferente.
 
Siempre te llevaba,
aún te llevo,
muy dentro,
aquí,
en mis sentimientos.
 
Ahora es tiempo de silencio,
tiempo de un adiós casi definitivo,
tiempo de olvido,
tiempo de no estar contigo.
Ana

miércoles, 1 de octubre de 2014


DESTINO

 

A veces la vida
te da una bofetada en la cara
Sin previo aviso,
sin razones,
sin motivos.
 
Todo parece sereno,
ordenado:
la rutina va dando paso a los días;
vives pequeños momentos de felicidad,
tal vez cotidianidad,
y de repente tu mundo
se empieza a desmoronar.
 

 

No sabes dónde mirar,
dónde agarrarte;
te quieres esconder
y no puedes
porque no hay lugar en esta tierra
que nos resguarde de nosotros mismos,
ni de nuestro propio destino.
 
En unos segundos todo cambia,
el tiempo adquiere otro sentido,
tiene un valor inmenso;
escuchas un trinar del pájaro
que antes no sabías que vivía
cerca de tu ventana.
 
 
A solas el miedo
te corroe las entrañas,
ves que no eres nada,
que en un suspiro
puedes pasar al olvido.
 

 

Quieres detenerte para siempre
en aquel instante feliz en medio del cielo,
quizá escuchando el murmullo del mar
junto a tus hijos;
antes del hoy,
antes de este tormento
con el que hay que seguir luchando y viviendo.
 

 

Ante mí pasan muchas imágenes nuestras:
me quedo con tus ojos mirando los míos,
con la complicidad
que siempre nos ha unido,
con tu risa contagiada por la mía,
con tu optimismo,
con tu buen hacer,
con tu humanidad,
con tus inolvidables enseñanzas.
 
Querido compañero,
profesor
y amigo,
me quedo contigo.
 
Dame una lección más
de lucha,
de valentía,
de dignidad.
Ana

miércoles, 24 de septiembre de 2014

 
 
CARTAS
Vienes cuando menos te espero.
Entras en mi casa disfrazado de carta
y me llenas los ojos de lágrimas.
 
Tu inmadurez,
tu fragilidad,
tu hondo penar,
me traspasaron
desde el primer contacto.
 
Sin conocerte,
sin entenderte,
trate de quererte,
de arroparte,
de mimarte.
 
 
Me llegan de ti palabras
dulces, bonitas, tiernas,
pero en el fondo huecas,
carentes de emoción,
de sentimientos.
Palabras aprendidas
a lo largo del tiempo.
 
Mi pequeño gran niño
al que tanto han herido,
sé que sufres por lo que no tienes,
por lo que no sientes.
 
Entiendo que no puedes dar más,
que lo otro es falsedad.
Es por eso que conociéndote
como me permitiste hacerlo,
no puedo evitar
emocionarme al leerte
y mandarte un beso
desde lo más profundo de mi sentimiento.
Ana

miércoles, 17 de septiembre de 2014

TU NOMBRE
Las olas me traen murmullos
de tu nombre;
me besan y se alejan.
No podría ser de otra manera.
Ana

 

 

 

AGOTADO Y SIN IDEAS
(Música)
Más exprimido que un limón,
se ha acabado el camino.
Aquí se muere la ilusión.
Resistiré, aunque me llamen gordo.
Mi vaca Fortunata, acabo de vender.
Sólo me queda el recuerdo,
que un día pudo
pero llegó Maduro
y a Venezuela la mandeeeeeé.
¡Resistiré!
La araña que tienes que pisar (les ha ofrecido "El quince", destino recomendado.
 Y sí, esto es un plagio.)

miércoles, 10 de septiembre de 2014



 

PASAN LOS DÍAS

 

Entre letras y melodías
pasan los días.
No estoy aquí,
aún sigo allí contigo
desnudando mi cuerpo
al amanecer.
 
Sin ti se me hace
angustioso vivir;
siento que la tierra tiembla
bajo mis pies
por no verte, por no tenerte.
 
Tras mi ventana
nubes blancas pasan
dibujando figuras
que trato de descifrar
con ilusión infantil.
Tal vez muy pronto
a mi lado te traigan,
aunque los vientos
como los deseos cambian;
la espera también me cansa.
Me pregunto:
¿te seguiré queriendo mañana?

 

Ana

miércoles, 3 de septiembre de 2014

 

 

FRAGILIDAD
Le gustaba viajar,
era su única manera
de escapar.
El presente le agobiaba
y el futuro,
siempre incierto,
lo veía de color negro.

 

Iba de acá para allá
sin querer pertenecer
a ningún lugar.
Cuando el miedo acechaba,
hacía sus maletas
y se marchaba,
lo dejaba todo atrás.

 

Por la carretera de la vida
huía de lo que pudiera suceder,
de amigos queridos,
de amores escondidos,
de riesgos,
de sueños.
 
No quiso volver a entregarse a nadie,
no quiso volver a echar raíces,
no quiso volver a sufrir.
 
Como un pajarillo frágil y herido
volaba siempre
hacia ninguna lugar
cargando en su mochila
un gran peso que no podía soltar.
Ana



 

CANCIONERO
Me enamoréeeeee...
de una muñecaaaaaa...
con ojos de gitana
y piernas de ucraniana.

Ay, que me enamoré
y no me dijo nada.

Que no me dijo nada,
y yo me lo creí.

A su padre le pedí
la mano de aquella niña
y la ostia que me dio
me volvió al "viví"

La araña que tienes que pisar

miércoles, 27 de agosto de 2014

CASI IGUAL…
Todo está como aquel verano:
tiempo vacío para pensar,
el gran faro para iluminar la soledad
de mis sueños inciertos,
el murmullo de las olas
para apaciguar mis nervios;
pero lo más preciado
ya no lo encuentro:
tus tiernas y risueñas alas
para llevarme volando muy lejos.
 
Ana
 

miércoles, 20 de agosto de 2014







 

 

SUEÑA

 

El tiempo se detiene

 

mientras tú duermes.

 

 

Madejas de colores

 

rodean tus sueños

 

para teñirlos

 

de deseos,

 

de pasiones,

 

de lamentos,

 

de tristezas,

 

de alegrías,

 

de miedos

 

o de valentías.

 

 

Hilos muy finos se deslizan

 

entre los dedos de tu mente

 

para tejer ese mundo

 

que tan sólo es tuyo.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 13 de agosto de 2014







 

 

ESTA NOCHE DE LUNA LLENA

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no encontrar la luz de tu sonrisa.

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no sentir tus cálidos abrazos,

que con tanta ternura me arropaban.

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no sentir las caricias de tus besos

que ahuyentaban mis penas, mis miedos,

mis fracasos…

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no sentir la tibieza de tu cuerpo

envuelto en deseo.

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no sentir el contacto de tus labios

recorriendo los poros de mi piel.

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no sentirte una vez más tan dentro de mí,

a pesar de nuestra insalvable distancia…

 

Esta noche de luna llena mis ojos brillan

por no dejar aflorar las lágrimas

durante tanto tiempo contenidas.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 6 de agosto de 2014








 

 

MAR DORADO

 

Soñaré con un mar dorado,

 con peces de colores

 que me canten canciones.

 

Soñaré con corceles blancos

que sobre espuma

me lleven volando.

 

Soñaré con estrellas de mar

que a mi lado

se sienten a pensar.

 

Soñaré con delfines valientes

que me protejan

de todo lo hiriente.

 

Soñaré con tu sonrisa

que un día fue mía.

 

Soñaré con tus ojos negros

que sin tú saberlo

siempre me daban un beso.

 

Soñaré que sueño

que me amas.

 

Y así, soñando, soñando,

en este mar dorado,

seguirás a mi lado.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 30 de julio de 2014





 

 

 

 

TU RECUERDO

 

Paseando por la sombra

de tu recuerdo

te añoro,

te deseo,

te busco en otros ojos

y no te encuentro.

 

Te quiero,

pero ya no te tengo.

 

Ana

 

miércoles, 23 de julio de 2014







 

 

NO ME CANSO

 

No me canso de mirarte,

 

de oírte,

 

de olerte.

 

 

 

No me canso de tus susurros,

 

de sentir tus caricias saladas,

 

tus arrebatos de abrazos.

 

 

 

Te quiero en calma,

 

te adoro cuando te enfadas.

 

 

 

Azul cielo,

 

azul plomizo,

 

azul marino,

 

alegre o entristecido

 

siempre te llevo conmigo,

 

no te olvido,

 

porque hace mucho tiempo

 

que somos amigos.

 

 

 

Aquí te dejo,

 

mañana estaré muy lejos.

 

 

 

Sabes que hasta que a tu lado

 

vuelva a estar,

 

el fondo de mis sueños

 

más profundos serás.

 

 

 

En ti me querré refugiar

 

cuando mi alma

 

derrame lágrimas saladas.

 

Ana

 

miércoles, 16 de julio de 2014


 

 

 

 

 

 

MIRADAS

 

Por mí el mundo girarías,
en sentido contrario
si fuera necesario.
Eso me decías
aquella tarde
de invierno fría,
y yo casi me lo creía.

El viento soplaba
mientras tu mirada

 

se cobijaba dentro

 

de la mía.

 

Frente a frente
nuestros ojos
se acariciaban,

 

se susurraban,
se quemaban…

La presencia de los demás
nos era ajena,

 

cuando tus pupilas

 

se clavaban en las mías
sólo a ti te veía,
ni el frío invernal sentía,
flotando en una nube
me tenías.

Ahora ya no estás conmigo
y el mundo continúa en su sitio,
pero tus miradas hoy te delatan:
sigue pasando lo mismo…

 

tus ojos sólo buscan cobijo dentro

 

de los míos.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 9 de julio de 2014


 

 

 

 

 

 

FLOTANDO

 

Flotando en un lecho
de agua salada
mi pensamiento
se hunde en la nada.

Pasan las nubes

 dejando un sutil

 rastro de ti.

Siempre acuden
unos instantes
para pensarte,
para añorarte
por estos parajes.

Será que aún te tengo,
será que aún te guardo
muy dentro
de mi recuerdo.

Tú y yo,
que sin saberlo
pasamos del mar al cielo.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 2 de julio de 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTIGO

 

Hubo un tiempo

 

en el que quise

 

quedarme contigo,

 

a tu cobijo;

 

sentada junto a ti,

 

en esa oscura escalera

 

en la que nunca supe

 

si subías o bajabas,

 

sólo que en ella

 

te encontraba

 

y te amaba.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 18 de junio de 2014

 

 

 

 

 

AHORA COMPRENDO 

 

Te tuve delante tanto tiempo 

 

sin comprenderte

 

que no supe quererte.

 

 

Las cosas de repente cambiaron

 

y se desveló tu otro lado,

 

donde habita un sufrimiento

 

interiorizado, callado;

 

ése del que me advertías,

 

ése que yo no percibía.

 

 

 

Ahora que ya no estás a mi lado

 

es cuando mis ojos

 

empapados de añoranza,

 

humedecidos por las lágrimas,

 

ven todo más nítido,

 

más claro.

 

 

Y pasado el tiempo,

 

ni siquiera la distancia

 

que interpusimos

 

logra frenar ese tremendo deseo

 

de abrazarte

 

ahora que ya no estás

 

a mi lado.

 

Ana

 

 

 

miércoles, 11 de junio de 2014

 

                           

 

 

 

                     

 

AQUELLOS TIEMPOS

¿Dónde están aquellas tardes
al salir de clase?
Nuestros libros al hombro
para acabar sobre la hierba
tirados
mientras respirábamos
frescor de juventud
a cada paso.

Risas al viento se enredaban
entre el correr del agua.

Secretos al oído,
tú y yo los mejores amigos,
tan
puros
por aquellos tiempos,
sin apenas cicatrices
en nuestras almas
y en nuestros cuerpos.

Tardes de quietud y sosiego
al salir del colegio.

¿Tienes tú aquellas tardes
al salir de clase?
Sé que sí
que aún las llevas
guardadas dentro de ti,
que no se escaparon
por el agujero
de tu bolsillo.


Muchos besos para ti
y para
aquellos queridos
tiempos.

(Como ya no tengo pupitre donde guardar esto, no podrás quitármelo para leerlo.)


Ana


 miércoles, 4 de junio de 2014

 SIGO ESPERANDO

Te amo

en este mar solitario,
junto a la vieja barca
que nunca fue nuestra,
caminando

sobre esta arena mojada
que me empapa de nostalgia.

 

Aún te amo,
te sigo recordando,
esperando que un día
vuelvas a esta orilla
que para ti sigue perdida.

Ana

 

miércoles, 28 de mayo de 2014

 

 

La memoria nos acompaña y la soledad también, a fin de cuentas memoria y olvido son la misma cosa: recuerdos en la oscuridad...

 

OSCURIDAD

 

Hay días en los que voy a la deriva,

 

como un barco en alta mar

 

me dejo arrastrar.

 

No sé qué camino he de tomar,

 

en qué puerto arribar.

 

Busco con ansia ese rayito de luz

 

que me guíe en la oscuridad

 

y me adentro sin quererlo

 

en más oscuridad,

 

en más soledad.

 

Ana

 

miércoles, 7 de mayo de 2014


 ODA A LA MÁS GORDA
Ya no levanto la pataaaaa...
pa´ metela´n pantalón.
Tanto comiste gochuuuuu...
¡Ahora yes un tocinón!
¿Dónde está esi campeón?
Que venció a Manolón.
Comes como un gorrión.
Y paeces un maizón.
Esi ye´l tu son.
Que peazu moscardón.
Vas caminu l´Asunción.
Y lo digo con perdón.
Voy mandate al paredón.
O meyor al Molinón.
Si te viera Castañón...
Diva date garrafón.

 

Te lo dice el orejón.
Van échate de Xixón.

 

Luego habrá lamentación.

 

Te van a pedir perdón.
Viva la alimentación.
Pero con moderación.
Si non te gusta canción.
Cómprate un tapón.
Y en el otru algodooooooón....
¡Gracies Asturies!

La araña

 

miércoles, 5 de marzo de 2014

 

CAMARERO
No juegues conmigo...
Te sale el tiro...
Por la culata...
¡Menuda lata..!
Camarero...
No me llames loco...
Que poco a poco...
Te como el coco...
Y te suelto un moco...
Camarero...
Estás despedido...
Y aún te lo pido...
"Déjame" tranquilo...
Que sufren los tuyos, que soy vengativo.
Camarero...
Esto no lo olvido...
Date ya el piro...
O llamo a Tejero...
Mi amigo Fernando...
Y te pega dos tiros...
Uno al objetivo...

La Araña

 

miércoles, 20 de marzo de 2013



"Un miércoles...un poema",
suplemento poético

 
Colaboración
de lujo de una buena amiga y conocida por los lectores y lectoras de
The Adversiter Chronicle: la escritora gijonesa
Caridad Santamarta.
El segundo de una serie de dos relatos cuyo estreno en Internet es un privilegio en exclusiva para
The Adversiter Chronicle
 CONSECUENCIAS DE UNA VIDA SIN
PENSAR EN EL FUTURO
 Juan 
ha pasado a la sala del baño, se miró al espejo, puso los brazos en jarras apoyadas sobre sus caderas y se miró con
fijeza.
- ¿Quién soy yo ahora? es verdad que sentí un
alivio cuando se fue, era una carga muy grande la que yo tenía con esa mujer,
con quien cometí la locura de casarme, solamente porque era bella y por que era
la hija del Senador Charles.
  
Sé que no la amaba, sé que lo hice por ambición, por destacar en la
sociedad, por mis propios medios no iría a ninguna parte, no he hecho nada
importante.
 
Quise sobresalir entre mis amigos, 
hacer que vieran que era una persona de alta élite, pensé que subiría
escalones y llegaría a la cumbre, presentar                           a Judit como mi
esposa me llenaba de orgullo porque era quien era.
  
Dejé atrás un amor que existía desde muy jovencito, Soledad y yo nos
amábamos de verdad.
  
Al ir pasando mi juventud así como la suya, ella se dio cuenta que yo
sería siempre el mismo, haciendo promesas y mas promesas de las cuales nunca me
ocupaba de cumplir, solamente las recordaba cuando estaba con
ella.
Pero
su amor iba enfriando al comprender que nunca sería un hombre útil, que solo
serviría para amarla, y como ella bien decía no solo del amor se vive, me
advertía que necesitaba hacer algo, no estudié, no trabajaba en ningún lugar mas
de quince días o un mes, siempre me daba
razones a mi mismo para dejar de asistir a cumplir con mi deber, ¿por qué iba a
levantarme a las seis de la mañana pudiendo levantarme a las diez o las once?
 
Se afeitó, se dio sus cremita en el rostro y fue hacia el frigorífico, no
estaba muy surtido pero si había algunas cosas y se sirvió el desayuno, ya le
costó preparárselo, estaba acostumbrado a que se lo sirviera por la mañana la
empleada que tenían pero Judit la había despedido el día
anterior.
 
Se vistió para salir, había
quedado con unos amigos para ir a tomarse algo y dar una vuelta, miró sus
bolsillos, solamente tenía diez euros, fue a la caja donde depositaba su esposa
el dinero para los gastos diarios del hogar, no había nada, pero le quedaba la
tarjeta e iría al banco.
 
El cajero se la rechazó, en este momento algo le recorrió por el cuerpo,
       ¿Donde iba a ir con diez euros?
 
Judit se había ido premeditadamente ¿tendría otro
hombre?
Decidió averiguarlo y buscarla, se fue
al lugar del trabajo de su esposa a esperar a que saliera, faltó a la cita con
sus amigos, no podía ir con ellos
llevando solamente diez euros, era mucho su orgullo para admitir que no tenía
dinero.
 
-Tienes mas dinero de lo que has ganado en estos siete años que llevamos
casados- le dijo Judit cuando se vieron, ella subió a su coche y se fue a casa
de sus padres.
Volvió al día siguiente y uno mas, rogando a
su esposa que volviera, ella cansó de
sus visitas, le dijo que estaba todo en
manos de abogados que tendría los avisos
correspondientes para un divorcio inevitable.
 
¿Qué podría hacer?
  
Regresó a casa, se tumbó en la cama y pensaba en lo que le venia encima,
tuvo miedo al papeleo y a la vergüenza que pasaría.
 
Recogió sus pertenencias y se fue con intención de
desaparecer.
Judit no supo más de su paradero y quedó todo
sin confirmar, ¿donde estaría?
 No se supo más de
Juan.
Caridad
Santamarta

http://carisantamarta.blogspot.com.es/

miércoles, 6 de marzo de 2013

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
 
Colaboración de lujo de una buena amiga y conocida por los lectores y lectoras de The Adversiter Chronicle: la escritora gijonesa
Caridad Santamarta.
El primero de una serie de dos relatos cuyo estreno en Internet es un privilegio en exclusiva para
The Adversiter Chronicle.
 
EL PRECIO DE UNA REBELDÍA
 
La luna lucía su luz de plata cuando la joven se asomaba a la ventana, vivía en un lugar privilegiado sin ser zona VIP, tuvo mucha suerte cuando sus padres adquirieron esa vivienda para ella.
  Era un primer piso de un edificio de tres plantas, le daba el sol a todas horas del día, por la mañana entraba por la parte de la cocina, baño y un dormitorio, y por la tarde por el salón y otras dos habitaciones.
  Estaba rodeada por dos pequeños jardines, se ocupaba de cuidarlos el ayuntamiento, así que tenía espacios verdes, árboles y flores, ¿Qué más podría pedir?
  Pues no estaba contenta, la verdad es que no estaba contenta con nada, y lo más decisivo era que no estaba contenta ni con ella misma.
  Tenía razones suficientes para ello, ella misma se buscó lo que tenía.
  La soledad.
  Siempre quiso ser independiente y eso no es grave, lo que si es grave es implicar a su gente en ese descontento y conseguir que, quien estuviera a su lado siempre le tocara sufrir, porque la soledad le pesaba como el plomo, y la cuestión era que siempre quería tener a alguien a su lado, pero ser ella el alma y la voz cantante en todo.
  Aunque presumía de su independencia, llegó un momento en que el amor llamó a su puerta, se casó con un hombre muy especial, en ese momento supo bien en qué manos había puesto su vida.
  Pero eso no duraría, estaba claro quien era ella, y solamente mientras duró la pasión duró aquel matrimonio que parecía tan feliz.
  Este hombre que la enamoró no tardó en sufrir las consecuencias de la personalidad de esta mujer que iba hacia atrás, no admitía la ética de la sociedad, ni la ética de querer a nadie, no respetaba a las personas que estuvieran a su lado, con un matrimonio quería seguir viviendo a su albedrío.
  ¿Cual era la idea para su vida?
  Vivir, viajar, leer y no tener responsabilidad familiar.
  Tenía una hija de una antigua relación, a quien ya no quería desde que le dio el ser en este mundo, sus padres se la criaron hasta que tenía la edad de ocho años.
  A esa edad se la llevó con ella, y nadie sabe lo que esa niña pudo sufrir a su lado.
  Su marido ha sido un gran padre para esta niña, pero él no estaba durante el día en casa, trabajador cien por cien, llegaba tarde a casa, pero iba derecho a hablar con ella aunque estuviera ya acostada, se interesaba por ella en todos los aspectos.
  Lo primero que hacía era darle un beso, después le preguntaba si se encontraba bien, como le había ido en el colegio, como había pasado el día, pero un día si y otro también la encontraba llorando, porque su madre le había castigado por algo.
  Hablaba con su mujer y esta siempre recambiaba los motivos, quedando la niña como si fuera rebelde e indomable.
  Jordi tenia paciencia, demasiada, ¿Quien podría resistir diez años con Lis siendo como era?
  Cuando decidieron casarse los padres de Lis no daban vida al matrimonio nada mas que por unos tres años, conocían perfectamente a su hija, y sabían que eso no daría ningún resultado bueno.
  Pero ¿Cómo hablar y a quién?   A su hija no podían decirle nada, era superior a ellos en todo, nunca tenían razón en lo que dijeran, eran tontos, no sabían nada de la vida ni de como vivirla. Ella, si.
  Duró diez años, pero ¿Cuánto pasó el joven Jordi? él solo lo sabe y también la madre de Lis, por lo que iba viendo cada día que los visitaba.
  Pero llegó el momento en que Jordi dijo:-Se acabó todo, me voy para no volver.
La niña había cumplido dieciocho años, era una joven muy bonita, pero no fue capaz de estudiar, ¿Cómo iba a centrarse en los estudios si cada día tenia una bronca en casa y presenciaba las discusiones de sus padres todos los días ?veía que su madre tergiversaba las palabras y situaciones de cada momento y de cada día, fue quien sufrió todas las consecuencias de no ser querida por su propia madre.

  Siempre le hacia quedar como si fuera la jovencita como una criatura imposible de corregir. A medida que iba creciendo ya se contrariaban discutiendo las dos por algo que terminaba siendo sin importancia, pero lo que hacia su madre por la potestad que tenia sobre ella "tenía siempre razón"

  Jordi le había adoptado legalmente, así que era su padre.

  Le pidió si la dejaba irse con él.
  Aceptó encantado, a pesar de no ser su padre biológico.
  Han pasado los años, están felizmente viviendo apartados de un infierno que había en el anterior hogar, a causa de la personalidad de Lis.
  Es ella quien vive en soledad, y ni ella se lleva bien consigo misma.
  Es una lástima el precio que se paga por una rebeldía.
Caridad Santamarta
 
                                                                                  

miércoles, 10 de octubre de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
 
Transgresión*
 
Despertó de su mal, el dolor intenso
Y se dio cuenta de las esposas
En sus muñecas como ataduras irreversibles
Interrogando al cielo el consuelo mudo, silencio
Sin remedio permanece como llanura entre mareas
Penumbras insolentes tensan y se encogen en su
Memoria fragmentada, medio inconsciente entre
Pálpitos a la deriva, ensueño sin lógica respira
Entre contornos ondulantes, melenas rojizas, perfume
Embriagador le conforta y desarma, reposa
Atrapado en la constelación de su dicha
Sin ignorar lo que siente permanece en el umbral
De la ambigüedad de su estado casi indiferente.
Gabrielle
*publicado con autorización de la autora
 
 
 

miércoles, 19 de septiembre de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 

¿Puede un beso cambiar el mundo? Tal vez la respuesta sea como un poema y disfrutar del mundo verso a verso sea la clave de un beso…
Sin título*
El brilla como una luz en medio del frío polar
Extirpando el mal de la soledad, lucha
Contra el peso de su sufrimiento, una lápida
Que la noche le impone como cruda realidad
Corazón abandonado por el beso sangriento
De una flor cristalizada y cuarteada
Entre sus delicados dedos
A punto de escurrirse liberando en el lejano cielo
Trozos que se irán volando como pájaros migran
A otras tierras muy lejanas de más abundancia
Y a pesar de su mano vendada, sus miedos
Tiemblan recordando el abrazo caluroso,
En el sótano de su mente sueña y teme
Como peligran
Las estrellas de fuego que nunca podrá olvidar
Reflejados en los ojos de aquel ser etéreo
Aquel ángel decaído por la desesperanza
Y lanza a través de los espejos del armario
El último rayo centelleante de cariño puro
Deseando despertar e irradiar incondicional
Amor y respeto, custodiando en sí su alma
Para la eternidad.
Gabrielle
*publicado con autorización de la autora

miércoles, 29 de agosto de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 

Miércoles de fin de agosto, víspera del septiembre angosto entre brumas y rayos de sol de un verano que va pasando y queda en el recuerdo como un verso, un poema… Unas letras…
Sin título*
Ellas descansan nadando entre ligeras notas de recuerdos enterrados por un fresco y repentino soplo de viento a finales de verano.
Él lucha por un resurgir menos vigoroso pero distinto y espléndido a través de las paredes de los bosques interiores.
Las islas aguardan en sus escondites semillas que solo florecerán cuando la providencia lo crea oportuno.
El sol sale siempre por el mismo lado y solo él puede traspasar entre las hojas de los árboles cuyas hojas caídas recuerdan el llanto en otoño.
La niebla trae humedades en el infinito que aprisionan las señales que él sabe bien que se disiparán al amanecer y por eso, no teme nada en absoluto pues es el centro del universo ,antaño considerado como Dios todopoderoso.
Y a pesar de la distancia, ellas saben que siempre les dará el calor que necesitan para que florezcan justo cuando sea el momento de candores y sin osadía, el agua es éxtasis entre sublimes parajes, río de esperanzas que armoniza con su frescor, y, deposita elogios de un tesoro, rocío que desvanecerá tan pronto acaricie el alma de las flores.
Gabrielle
*publicado con autorización de la autora

miércoles, 15 de agosto de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
Mediado el mes de agosto, medio año ya pasado como un poema escrito que primero fue pensado y luego en versos plasmado…
 
Esbozo desdibujado del pasado*

En la tarde amparada por la dulce soledad
Entrega al horizonte susurros de nostalgia
secreto prendado de sabor agridulce, fuente
derretida propaga sencilla atrevida suficiencia
hacía límites insospechados, dura terquedad
de cristal obtuso como un abrupto relieve.
Noches somníferas, lujo melancólico antaño
olvidado en la despensa
de sus negros ojos
se adentra en la ociosidad, calima horizontal
y rememora tiernas risas, pudiera él salvar
el viaje insólito seguramente, bajo el mando
de una suave brisa insolente, adivina una señal
sin anhelos posterga
aún cálidas y frescas cenizas
ocultadas en la lámina, como sencillo remanente
que quisiera esconder, vistosos destellos vidriosos
incomprendidos, desearía tan a lo lejos desdeñar
detalles del lienzo, marcas endebles resbaladizas
fraguado capricho de una fragilidad especial.

Gabrielle
*Publicado con autorización de la autora

miércoles, 6 de marzo de 2013

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
 
Colaboración de lujo de una buena amiga y conocida por los lectores y lectoras de The Adversiter Chronicle: la escritora gijonesa Caridad Santamarta.
El primero de una serie de dos relatos cuyo estreno en Internet es un privilegio en exclusiva para
The Adversiter Chronicle.
 
EL PRECIO DE UNA REBELDÍA
 
La luna lucía su luz de plata cuando la joven se asomaba a la ventana, vivía en un lugar privilegiado sin ser zona VIP, tuvo mucha suerte cuando sus padres adquirieron esa vivienda para ella.
  Era un primer piso de un edificio de tres plantas, le daba el sol a todas horas del día, por la mañana entraba por la parte de la cocina, baño y un dormitorio, y por la tarde por el salón y otras dos habitaciones.
  Estaba rodeada por dos pequeños jardines, se ocupaba de cuidarlos el ayuntamiento, así que tenía espacios verdes, árboles y flores, ¿Qué más podría pedir?
  Pues no estaba contenta, la verdad es que no estaba contenta con nada, y lo más decisivo era que no estaba contenta ni con ella misma.
  Tenía razones suficientes para ello, ella misma se buscó lo que tenía.
  La soledad.
  Siempre quiso ser independiente y eso no es grave, lo que si es grave es implicar a su gente en ese descontento y conseguir que, quien estuviera a su lado siempre le tocara sufrir, porque la soledad le pesaba como el plomo, y la cuestión era que siempre quería tener a alguien a su lado, pero ser ella el alma y la voz cantante en todo.
  Aunque presumía de su independencia, llegó un momento en que el amor llamó a su puerta, se casó con un hombre muy especial, en ese momento supo bien en qué manos había puesto su vida.
  Pero eso no duraría, estaba claro quien era ella, y solamente mientras duró la pasión duró aquel matrimonio que parecía tan feliz.
  Este hombre que la enamoró no tardó en sufrir las consecuencias de la personalidad de esta mujer que iba hacia atrás, no admitía la ética de la sociedad, ni la ética de querer a nadie, no respetaba a las personas que estuvieran a su lado, con un matrimonio quería seguir viviendo a su albedrío.
  ¿Cual era la idea para su vida?
  Vivir, viajar, leer y no tener responsabilidad familiar.
  Tenía una hija de una antigua relación, a quien ya no quería desde que le dio el ser en este mundo, sus padres se la criaron hasta que tenía la edad de ocho años.
  A esa edad se la llevó con ella, y nadie sabe lo que esa niña pudo sufrir a su lado.
  Su marido ha sido un gran padre para esta niña, pero él no estaba durante el día en casa, trabajador cien por cien, llegaba tarde a casa, pero iba derecho a hablar con ella aunque estuviera ya acostada, se interesaba por ella en todos los aspectos.
  Lo primero que hacía era darle un beso, después le preguntaba si se encontraba bien, como le había ido en el colegio, como había pasado el día, pero un día si y otro también la encontraba llorando, porque su madre le había castigado por algo.
  Hablaba con su mujer y esta siempre recambiaba los motivos, quedando la niña como si fuera rebelde e indomable.
  Jordi tenia paciencia, demasiada, ¿Quien podría resistir diez años con Lis siendo como era?
  Cuando decidieron casarse los padres de Lis no daban vida al matrimonio nada mas que por unos tres años, conocían perfectamente a su hija, y sabían que eso no daría ningún resultado bueno.
  Pero ¿Cómo hablar y a quién?   A su hija no podían decirle nada, era superior a ellos en todo, nunca tenían razón en lo que dijeran, eran tontos, no sabían nada de la vida ni de como vivirla. Ella, si.
  Duró diez años, pero ¿Cuánto pasó el joven Jordi? él solo lo sabe y también la madre de Lis, por lo que iba viendo cada día que los visitaba.
  Pero llegó el momento en que Jordi dijo:-Se acabó todo, me voy para no volver.
La niña había cumplido dieciocho años, era una joven muy bonita, pero no fue capaz de estudiar, ¿Cómo iba a centrarse en los estudios si cada día tenia una bronca en casa y presenciaba las discusiones de sus padres todos los días ?veía que su madre tergiversaba las palabras y situaciones de cada momento y de cada día, fue quien sufrió todas las consecuencias de no ser querida por su propia madre.

  Siempre le hacia quedar como si fuera la jovencita como una criatura imposible de corregir. A medida que iba creciendo ya se contrariaban discutiendo las dos por algo que terminaba siendo sin importancia, pero lo que hacia su madre por la potestad que tenia sobre ella "tenía siempre razón"

  Jordi le había adoptado legalmente, así que era su padre.

  Le pidió si la dejaba irse con él.
  Aceptó encantado, a pesar de no ser su padre biológico.
  Han pasado los años, están felizmente viviendo apartados de un infierno que había en el anterior hogar, a causa de la personalidad de Lis.
  Es ella quien vive en soledad, y ni ella se lleva bien consigo misma.
  Es una lástima el precio que se paga por una rebeldía.
Caridad Santamarta
 
 

miércoles, 20 de junio de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 

Nace un nuevo día, un nuevo amanecer que se deja querer como los versos de un poema escrito al anochecer…


El amanecer del ayer*

El, sin que el antaño ya le amordace,
inmortaliza instantes de inmensa gloria,
pequeñas flores brotan y escaso orégano,
añora la lloviznada pradera exuberante,
luciendo fragancias, difuminados olores,
en su memoria fragilizada ,y, extasiadas
orquídeas blancas cuyos pétalos rociados,
pretérito capricho sin ofrenda parpadea,
tras el diluvio, riachuelo de murmullo,
se dispersa entre las profundas fisuras,
río púrpura de lágrimas sangrantes,
embriagado de inoportuna flaqueza,
como clara señal reservada y endeble,
sueña bajo el fuego que lo detiene,
él no entiende porque ahora los vientos,
nublan su sentido al abrigo de la marea,
mientras arde el ante ayer, huye de un portal,
rogando a los recuerdos que lo atrae,
en el círculo perfecto y liso del olvido,
dibuja sin compasión y en silencio aplaude
simultáneamente su gran espíritu aturdido,
recrea pálpitos cálidos del paraíso espiritual.
Gabrielle

*publicado con autorización de la autora

miércoles, 6 de junio de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 

Ya es junio pero aún queda algo en el ambiente que recuerda a mayo… A un verso… A un amanecer…

Sin título*

 
Custodiado por la ligera, tenue luz de la madrugada
 
Sentado solo frente al océano, quiere detener
 
El refinado aroma que propaga por doquier
 
Aplaza el suplicio, la esperanza del amanecer
 
A la dulce espera de que quizás ella regrese
 
El corazón afligido libere el ardor que contiene
 
Las olas contempladas por su mirada ante el mar
 
Cuando vuelva la corriente y la lluvia casi cese
 
Abatido y encogido entre el alma y la razón
 
Observa mientras desliza el vestido en su piel de seda
 
Muestra ante sus ojos atónitos, su elegancia
 
Que rinde a sus pies ofrenda promesa a perdón
 
Parece captar susurros de sublime certeza
 
Alumbra de cerca la efervescencia colorida
 
Camina de regreso por el áspero sendero sin mirar atrás
 
Sueña despierto fiebre en el pecho y ceguera
 
Al abrigo de la intrépida y animosa brisa marina
 
Cruza el puente aguardando el recuerdo del descompás.Gabrielle
*publicado con autorización de la autora

miércoles 23 de mayo de 2012

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
Miércoles de mayo, floreado como un pareado, alegre como un pecado, puede que triste, para alguien enamorado…
Un rayo de luz inesperado atravesó mi sombra en letargo
Y se instalo misteriosamente luna tras luna
Alimentando la chispa de la vida que carecía de savia
Donde nadie llego a tocar la base del triángulo sagrado
Sin otra ocupación que donar libertino fugaz destello
En sus alas reposa la esperanza
y sin embargo manchadas de dolor
El capricho de guardar el sabor de un abrazo
Cuyo corazón escarchado teñido de blanco
Sostiene el horizonte en calma sin plagas
Regresa
Deseando reparar con sus manos el sueño de un día
Puede que alcanza a entender que la locura me ata
En un paisaje secreto cuya soledad complace
Sin girar la vista atrás porque duele
El cristal roto en la piel marchitada
El aroma de la sangre despierta y consiente.
Gabrielle

 

 ---------------------------------------------------------

 

 

miércoles 14 de marzo de 2012

"Un miércoles... un poema"

 
 

The Adversiter Chronicle dedica este especial de “Un miércoles… un poema” a una vieja amiga de los lectores y, algunas, deseadas lectoras: la escritora Caridad Santamarta.

El motivo, que no escusa, es la presentación de su obra el pasado 25 de febrero en la FNAC de “Parque Principado”. Lo que debería haber sido una crónica se tiñó de luto horas antes con el fallecimiento de la hermana de Caridad.

Con profesionalidad y entereza, arropada por sus compañeros de emisora y familia, Caridad Santamarta salió al escenario en uno de esos momentos que se dan a veces en la vida donde la tragedia convive con la gloria y que hace que la humanidad de las personas brille con fulgor para el observador ajeno a las circunstancias personales de la protagonista.

Un fuerte abrazo querida amiga desde la redacción y los lectores y lectoras de “Un miércoles… un poema”

Caridad Santamarta Blanco nació en Reliegos, León, trasladándose a vivir a Gijón en el año 1967. Interesada siempre por la literatura dirigió en principio sus pasos hacia la poesía publicando su primer libro “Poemas de otoño” con 56 de sus mejores poemas.

A continuación reproducimos el mensaje que desde The Adversiter Chronicle fue leído durante la presentación:


Caridad Santamarta: la magia de la lectura

La relación del lector con un libro comienza desde el mismo momento de su elección. No es sólo el placer de su lectura, es la liturgia de mirar la estantería donde se exponen, observar el título, el género…

Cuando un libro llama nuestra atención puede parecer al observador que el lector se queda absorto, casi ido mirando detenidamente los títulos, concentrado en leer la contraportada ensimismado en la lectura de la misma que nos habla de la historia que cuenta, breves retazos quizás del autor…

Una vez que cogemos el libro, que pensamos si adquirirlo o no, ya no interviene el factor precio, pese a que ser lector resulta caro para el bolsillo, pero no dudamos en su compra mientras nuestra mente ya viaja al interior de sus páginas y te deleitas en imaginar los gratos momentos que su lectura te va a proponer…

Cuando el libro es ya nuestra posesión, pasa a formar parte de nuestra vida, de nuestra casa colocado en su estante y nos acompaña íntimamente durante el tiempo que dura su lectura. Luego puede pasar a nuestra biblioteca particular donde no es un mero adorno decorativo, es un amigo al que volvemos de vez en cuando y del que recordamos pasajes enteros y que en las noches de invierno te acompaña desde su puesto estático con otros libros, otras historias. Sientes un placer especial cuando recomiendas su lectura o lo prestas sabiendo el peligro que existe en esa costumbre tan hispana de no devolver los libros prestados, pero no importa, saber que vuela como un pájaro en otra mente lectora te mitiga el dolor de su pérdida porque siempre puedes adquirir otro ejemplar. Cierto es que muchas veces, pierdes la amistad y el libro y te imaginas cuál será su singladura: un puesto en otro estante, tal vez de forro de un mueble que cojea o simplemente olvidado en algún rincón mientras sus páginas se vuelven amarillentas y terminar quizás en un contenedor como vulgar basura…

Por fortuna a veces el libro te es devuelto y sientes el reconfortante sentimiento de recuperar una historia que dudabas volver a recuperar para tu biblioteca aunque ya no te fíes de tu amistad para prestarle libros dada su tardanza en devolverlo.


Pero, sin querer casi, se establece un vínculo entre el lector y el autor. Terminar su lectura y que te haya atrapado la obra hace que indagues en la biografía y la bibliografía de quien te ha hecho volar la imaginación con sus letras, con su historia convertida en lomo con tapas que ya forma parte de tu bagaje intelectual y casi me atrevería a decir que personal… Íntima en suma.

Nos convertimos así en devotos de un autor, adquirir sus libros se convierte en un acto de fe por cuanto olvidamos detalles como el precio o la historia, simplemente buscamos su obra casi compulsivamente, subliminal sin dudar de su adquisición porque queremos leer más de su pluma. A veces, nos desencanta alguno de sus libros o descubrimos que la frescura de sus primeras obras nos defrauda ya que sigue escribiendo lo mismo porque se ha vuelto mercantilista y ya no le preocupan sus lectores sino sus beneficios y es la editorial quien dicta lo que tiene que escribir…

Algunas veces, el autor vuelve a su magia inicial como un canto del cisne de quien vendió su alma y antes de morir quiere rencontrarse consigo mismo como escritor y con sus fieles lectores…

Muchas veces conocemos la imagen pública del autor en entrevistas, programas de televisión y no nos gusta su personaje pero se lo perdonamos porque sigue fiel a su estilo y a su narrativa, olvidamos la persona y nos quedamos con el escritor. Y así, sin darnos cuenta, pasan los años, la vida, y forma parte el libro de nosotros mismos. Es la magia de un libro que comienza cuando paseamos entre estanterías buscando una historia para leer y fijamos nuestra mirada en ese título que llama nuestra atención…


En el acto de esta tarde se presenta la obra de Caridad Santamarta.

Caridad es escritora, cumple todos los requisitos: ha publicado y tiene lectores. Detenerse a considerar si adquirir uno de sus libros, reúne todos los ingredientes citados anteriormente. Pero a diferencia de otros autores de renombre, Caridad Santamarta nunca decepciona. En estos tiempos en que nombres de relumbrón bien publicitados con el apoyo de grandes editoriales que sólo esconden copias de estilos que se venden como propios, de historias artificiosas cargadas de datos históricos o vueltas de tuerca que engordan las páginas hasta alcanzar tamaños descomunales pero que te dejan un vacío ante lo intrascendente de las historias, de mercadotecnia pura y dura para sacar los cuartos, de convertir los libros en productos de consumo idolatrando a sus autores, surgen sin llamar la atención autores como Caridad.

Sus libros hablan de la vida, sin más. Tampoco hace falta porque su lectura nos envuelve en la historia que cuenta y sus personajes, las palabras que surgen de sus bocas son la voz de la gente corriente, esa gente que guarda y se lleva a la tumba grandes historias que nunca serán recordadas…

Caridad escribe desde la sencillez de las personas honestas, desde el pedestal que te da el paso de las cosas corrientes y nada superfluas, de la lucha por tratar de ser feliz en un mundo depredador que no siente misericordia. No son historias tristes alargadas hasta límites de culebrón literario. Vemos como discurren sus vidas con penas y alegrías, llega a emocionarnos ver como los personajes logran que nos identifiquemos con sus vivencias. Un lenguaje y estilo casi cinematográfico por cuanto en breves pinceladas Caridad consigue describir los personajes, su contexto y lugar logrando que nuestra mente visualice lo que leemos.

Literatura honesta en suma y alejada de los grandes circuitos de distribución pero que logra que el boca a boca sea más efectivo que cualquier campaña de publicidad, esa magia que nos hace recomendar su lectura a las amistades y que hace que sus libros ocupen un lugar en nuestra biblioteca.

Hoy comprobareis al escucharla que cuando hablo de su honestidad como escritora, trasciende el ámbito creativo para ser honestidad como persona, como amiga ya que sin quererlo sentimos que alguien que escribe de la forma en que Caridad lo hace despierta nuestra empatía y conocerla sólo engrandece su obra.


Caridad Santamarta nunca decepciona en cada nuevo libro. No sólo en narrativa, su poemario destila sentimientos que hacen recomendable asomarse a sus versos para captar la poesía de sus novelas. Una vez que te asomas a su universo, deseas seguir leyendo, deseas que publique de nuevo para volver al remanso de su lectura.

Y es que Caridad Santamarta antes de ser escritora, un personaje que podría presumir de obra demandada y creerse y crecerse en su soberbia, como otros autores que a todos nos vienen a la memoria, es persona, mujer, madre y esposa.


Es por ello que recomiendo que le concedáis el beneficio de la duda y el beneplácito de su lectura. Para quienes somos ya sus devotos lectores, cada nuevo libro de Caridad es una fiesta, un orgullo ser partícipes activos de su éxito, humilde, sincero y honesto, lejos de fastos consumistas y con ese aire bohemio que da la intimidad de conocer a sus personajes y a la persona, amén de escritora, que les da vida con la magia de su pluma.

Posiblemente, cuando muchos de nosotros ya no estemos en este valle de lágrimas, nuevas generaciones de lectores se asomen al universo literario de Caridad Santamarta porque sus personajes ya son inmortales, en estantes de bibliotecas particulares y públicas esperando nuevos ojos que se asomen a personajes que perduran y perdurarán en la memoria de quienes se asomen a su lectura.

Y todo ello es posible y no me canso de remarcarlo, gracias a una persona honesta que escribe con honestidad mostrando las aristas y las virtudes de estar vivo: sueños, tristezas, lucha, alegrías… Todas esas cosas que forman parte de la vida, de nuestras vidas y que cuando son engarzadas por Caridad pierden todo aspecto de penumbra para ser cuando no reconfortantes sí dignas de ser sentidas, de ser leídas.

No dejéis pasar la oportunidad de asomaros a su universo literario porque lejos de sentiros defraudaros, sentiréis que tiene mucho aún por contarnos y compartir.

Porque cuando un escritor merece la pena, y Caridad lo es, nunca nos defrauda y sí nos reconforta sentirnos partícipes de su obra…

Y si dudáis de lo que digo, sólo tenéis que leer uno de sus libros, no dejéis pasar la oportunidad de conocerla en persona y veréis que cuando hay que elogiar a alguien que de verdad se merece el elogio, sobran adjetivos y pasa a formar parte de nuestra vida, de nuestra biblioteca porque sus libros logran la magia de la lectura y todo ello sin vender su alma de escritora y su honestidad como persona.



Reseñar que Caridad no sólo es todo lo descrito anteriormente sino que además es una locutora de radio que podéis escuchar en: http://www.radiomairenadelaljarafe.es/

También os dejo la dirección de su blog donde podréis seguir su actualidad como escritora:



Terminar enviándole un fuerte abrazo y felicitar a la organización de la presentación. Esperamos con ansia su siguiente libro que, y en exclusiva para The Adversiter Chronicle podría ser un nuevo poemario…

Gracias Caridad por permitirnos asomarnos a un trocito de tu universo creativo, eres un lujo y un honor para
The Adversiter Chronicle.

miércoles 18 de enero de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
Mañana gris de bruma fría mientras en alguna parte alguien piensa en alguien…
Susurros en el viento:
Restos de purpurina, un clip, una pequeña flor azul,
Un sueño, un sendero, un beso, una sonrisa
Un ligero cosquilleo de mariposa, un guiño
Un camino, una tarde de verano preciosa
Lluvia imperecedera bajo un gran pino
Dulces memorias olvidadas encerradas en un baúl.
Gabrielle
 

miércoles 11 de enero de 2012

"Un miércoles... un poema", suplemento literario y poético

 
Hoy traemos la pluma de una vieja amiga de
The Adversiter Chronicle y colaboradora habitual: Caridad Santamarta.
 
LOS RECUERDOS QUE SE VAN
Es un principio que no conocemos aunque tengamos pequeños avisos.
¿Dónde dejaría el paraguas? No lo recuerda, ¿ayer llovió? No- se contesta a sí mismo,   además hace unos días que no lo ha necesitado, ¿cómo va a buscarlo si no
recuerda donde estuvo? 
   <Compraré otro, en las tiendas de los chinos cuestan tres euros>. 
   -¡Que iba a hacer yo ahora? Se preguntaba con las manos sujetando la cabeza pensativo
   Iba a salir pero, ¿A dónde? ¿A qué?
   Se lo recuerda su mujer.
   Ve una preocupación que le va dominando porque se le olvidan
muchas cosas, cuando viene de la calle se encuentracon alguien y quiere contárselo a su esposa, pero no recuerda quien era ni de lo que hablaron, ella intenta darle una pista con alguna pregunta pero no consigue recordar quien fue la persona que le saludó
incluyendo un recuerdo para ella.
   Sale otro día, se sienta en el banco de un jardín, sabe que la hora de comer es a la una demedio día, son las dos, son las tres, y se acerca a las cuatro de
la tarde, este hombre no llega, nunca se retrasaba,
   ¿Qué estaba pasando?
   Su mujer estaba tremendamente preocupada sin saber donde podría encontrarlo si salía en su búsqueda, lloraba por la impotencia que sentía, no sabia que podía hacer < si me voy que no sé donde ir y llega él mientras estoy fuera? no llevó  llaves> no tenía otra opción estaban en una villa lejos de su casa pasando unas vacaciones, no podía preguntar a nadie por él porque allí no eran conocidos, recurrió a la policía para que le  ayudaran a
buscarlo.
Facilitó claramente su descripción y no tardaron en encontrarlo.
Comenzó a deprimirse, su carácter cambiaba día a día, se encontraba taciturno, pensativo, agrio, sin recordar al momento lo que había pensado, desapareció su sonrisa.
   Su simpatía y amabilidad también habían desaparecido, sus silencios eran aterradores, si se le hablaba primero contestaba con monosílabos, a medida que pasaban los días ya eran sus palabras agresivas, incluso delante de personas amigas llegaba a faltar su saber estar, o estaba callado como un muerto o si hablaba llegaba a faltar el respeto a alguien tal como si nunca hubiera tenido una educación.
   Su mujer le comentó que al regresar a su ciudad había que consultar con su medico lo que le venía ocurriendo, su respuesta era rotunda y negativa <no tengo que ir a ver al médico, no estoy enfermo a mi no me duele nada> si ella insistía se ponía de peor humor
llegando a decirle que quien necesitaba ir  era ella.
Hasta que su mujer un día le habló de esta forma:
-¿Quieres hacerme el favor de sentarte? En
este momento voy a hablar contigo muy en serio, quiero que sepas que he tomado una decisión: O vamos a un medico para saber lo que te pasa y saber si puede ayudarte, o voy a ver a un abogado porque no soporto más esta situación,
Quedó sorprendido y así fue como ella pudo decirlo sin que él la interrumpiera.
   Un silencio precedió a las palabras de su mujer, la vio decidida y fuerte, esta vez no se le cayó una lágrima como muchas veces él había observado sin importarle en absoluto.
   Había perdido mucho más que un paraguas y muchas cosas más que olvidaba en cualquier momento.
Estaba perdiendo la razón, la salud de su mente estaba cayendo en un grave peligro.
   La forma en que le habló su mujer al cogerlo de sorpresa le asustó, pero siguió en silencio.
   Fue el único momento que ella pudo aprovechar la ocasión para recordarle su comportamiento, sus fallos en la vida cotidiana, sus olvidos, el cambio que había experimentado, quien era y en lo que se había convertido, él seguía en silencio escuchando sin saber su mujer si serviría de algo.
   Valió la pena, se levantó de la butaca, se fue a otra habitación, descolgó el teléfono y pidió cita al medico de cabecera. 
   No quiso que su mujer le acompañara, ella lo aceptó.
   Regresó con su silencio a cuestas, su mujer esperaba con impaciencia a que dijera algo pero seguía sin
hablar.
   Con la misma seguridad y firmeza que había puesto la tarde anterior le apremió: -Quiero saber resultados, quiero una respuesta, quiero saber lo que voy
a hacer yo.
   -Tengo que ir a un neurólogo, tengo cita para dentro de diez días.
   -Está bien, esperaré yo también diez días.
   Su mujer averiguó quien sería su neurólogo, fue acompañada de su hija antes que él, no confiaba en que dijera todo tal y como estaban ocurriendo los hechos porque seguía asegurando que a él no le pasaba nada.
   El neurólogo después de hacerle unos exámenes le dio un tratamiento, mejoró pero muy despacio, fue duro y largo el tiempo que pasó hasta recuperar un cuarenta por ciento de lo que había ido desapareciendo en su cerebro, que se iba paralizando poco a poco, la ayuda que su familia le brindó fue esencial, tenían que apremiarle a salir a distraerse, hacer compras, leer, escuchar la radio y ver televisión, tenían que obligarle a
que su cerebro trabajara, le enviaban a recados, algunas veces tenía que volver de nuevo pero eso le ayudó mucho.
   Hoy es una persona muy cerca de ser normal como antes, pero su esposa vive con la sombra de un miedo inquietante.
   No se arrepiente de aquella advertencia casi amenaza que un día le hizo, a pesar del dolor que le causó cuando le habló de la forma que lo había hecho, lo que le dijo no tenía ninguna intención de hacerlo, le amaba demasiado para buscar una separación, solamente lo que quería era presionarle para que consintiera una ayuda que nadie podía proporcionarle si
no era un especialista. 
   Necesitamos mucho de las personas del ramo
sanitario, ayudan a toda clase de enfermos sean de una especialidad o de otra, no podemos vivir sin su sabiduría, sin su trabajo y sin sus atenciones, no debemos dejar de reconocer que su profesión es dura pero al mismo tiempo preciosa, han de sentir una gran satisfacción cuando logran conseguir que sus pacientes se recuperan y mucho mas cuando salvan tantas vidas.
Gracias por estar ahí.
Cari
 
Agradecerle como siempre su generosidad porque disponer de una pluma como la suya es un lujo y un privilegio.
Si queréis saber más de una mujer polifacética y a la que felicitamos por que sabemos en The Adversiter Chronicle que su aventura radiofónica ha culminado por su fichaje en una emisora de radio en Internet y la redición de sus libros ante
la demanda por adquirirlos.
 

miércoles 26 de octubre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
Cambia el tiempo como cambian las personas, como cambian los versos si cambiaran los poemas…
Sin título*
Por ese tiempo tan feliz
Por ese ayer tan hermoso
Que me has dado
Quiero que tu vida sea
Un camino de rosas
Alfombrado
Que encuentres
Lo que antes no has hallado
Que goces
Como nunca antes habías gozado
Que sea tu tiempo tan feliz
Que el ayer sea no más
Un baladí
Pero sabrás que he de seguir
De ese ayer enamorado
Porque no puedo cubrir
El vacío que has dejado
Ánxelu
Sin título*
Pienso en ti
Y en tantas cosas bellas
Que viví, pienso en ti
Recuerdo tus caricias
Tu besar, tu sonreír
Pienso en ti
Recuerdo aquellas tardes
 
En la playa junto al mar
Cuando me acariciabas
Y besabas sin cesar
Pienso en ti
En tantas cosas bellas
Que perdí
Porque un día me alejé
No sé por qué
No sé por qué me fui
Pero sé que cada día
Quiero más y más volver
Y vivir el embeleso
Que vivíamos ayer
Pienso en ti
Y en ese ser sublime
Que perdí, pienso en ti
Porque el fuego de tu amor
No se apagó jamás en mí
Pienso en ti
Ánxelu
Sin título*
Pasan los días, se va la vida
Y cada paso estoy más solo
Más sin por qué
No tengo fuerzas para luchar
Sólo el desgano me queda ya
Contra mí mismo he de durar
¿Mas vale de algo mi transitar?
Todo lo mío desvaneció
Pues lo que amabas se disipó
Busqué la muerte, no la encontré
Sigo en la vida, no sé por qué
Pues si esto es vida, que muerte venga
Que no demore, que venga pues
Que no me deje ni amanecer
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 26 de octubre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
Cambia el tiempo como cambian las personas, como cambian los versos si cambiaran los poemas…
Sin título*
Por ese tiempo tan feliz
Por ese ayer tan hermoso
Que me has dado
Quiero que tu vida sea
Un camino de rosas
Alfombrado
Que encuentres
Lo que antes no has hallado
Que goces
Como nunca antes habías gozado
Que sea tu tiempo tan feliz
Que el ayer sea no más
Un baladí
Pero sabrás que he de seguir
De ese ayer enamorado
Porque no puedo cubrir
El vacío que has dejado
Ánxelu
Sin título*
Pienso en ti
Y en tantas cosas bellas
Que viví, pienso en ti
Recuerdo tus caricias
Tu besar, tu sonreír
Pienso en ti
Recuerdo aquellas tardes
 
En la playa junto al mar
Cuando me acariciabas
Y besabas sin cesar
Pienso en ti
En tantas cosas bellas
Que perdí
Porque un día me alejé
No sé por qué
No sé por qué me fui
Pero sé que cada día
Quiero más y más volver
Y vivir el embeleso
Que vivíamos ayer
Pienso en ti
Y en ese ser sublime
Que perdí, pienso en ti
Porque el fuego de tu amor
No se apagó jamás en mí
Pienso en ti
Ánxelu
Sin título*
Pasan los días, se va la vida
Y cada paso estoy más solo
Más sin por qué
No tengo fuerzas para luchar
Sólo el desgano me queda ya
Contra mí mismo he de durar
¿Mas vale de algo mi transitar?
Todo lo mío desvaneció
Pues lo que amabas se disipó
Busqué la muerte, no la encontré
Sigo en la vida, no sé por qué
Pues si esto es vida, que muerte venga
Que no demore, que venga pues
Que no me deje ni amanecer
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 19 de octubre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
Suenan vientos de paz que hacen enmudecer las bocas que escupen argumentos de balas asesinas, y suenan los versos que nos recuerdan, la ausencia de nuestros muertos… ¿Hay poesía en el silencio de las pistolas o son tan solo retazos de memoria hilvanados en versos de los seres arrebatados, de tantos y tantos poemas, para siempre de la vida arrancados?
 
Sin título*
Que ajado y triste lo encuentro todo
Si tú no estás
Si en esa magia y esas bondades
Que tú me das
Sin esos ojos que hay en tu cara
Todo es distinto, nada es igual
Pues me parece que se llevaran
Todas mis luces cuando se van
Me quedo ciego sin un por qué
Todo es desgano, no sé qué hacer
Sólo a tu lado hallo el placer
Estar contigo yo quiero pues
Yo no podría vivir sin ti
Sólo contigo quiero vivir
Ánxelu
 
Sin título*
Por un infortunio
Me alejé de ti
Pensando volver
Pero no volví
Y voy por la vida
Con este calvario
Cruel e interminable
En pos de su fin
Sé que te has casado
Que ya no hay remedio
Que a otro patriarcado
Tendrás que seguir
Tan sólo quisiera
Saberte dichosa
Después niña hermosa
Cuanto antes morir
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 12 de octubre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
12 de octubre... Unos celebran descubrimientos, como nuevos horizontes son los versos...
Sin título*
Hoy miro tus retratos
Y recuerdo el ayer
Un ayer que se fue
Que no será mañana
Pues ya en tu vida soy
Menos que nada

 
Vivimos un amor
De luz y alborada
Mas yo no sé por qué
Cayó en noche cerrada
 
No pido que se abra
Que quede bien sellada
Deseo firmemente
Que vivas encantada
 
Que nunca nuestro ayer
Se cruce en tu mirada
No quiero que por mí
Te sientas turbada
Ánxelu
 
 
 
 
 
 
 
Sin título*
Hasta tu nombre es dulzura
María
Y eres en la vida mía lo que nadie
Podrá ser
Porque nadie como tú conquistó
Mi corazón
Porque nadie como tú iluminó
Mi razón
Porque me haces vivir con infinita
Ilusión
Eres todo cuanto tengo, eres tú
Mi devoción
Sin ti estaré en el infierno, contigo
En la gloria estoy
Ánxelu

*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 5 de octubre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
El otoño ha llegado, el pueblo con la crisis está crispado con el motor de la economía gripado y nada mejor para el llanto que un poema recitado...
Sin título*
Eres como tu mirada
Dulce como tu sonrisa
Tranquila como la brisa
Porque eres viento sin prisa
 
En ti todo se conjuga
Con suma tranquilidad
Siempre le das tiempo al tiempo
Es sabio tu razonar
 
Eres la luz que a mi vida
Inundó de claridad
Y aquella noche cerrada
Quedó para siempre atrás
 
Y mi corazón te canta
Pleno de felicidad
Ánxelu
 
Sin título*
Estoy ebrio de dolor
Camino de enloquecer
Pues no alcanzo a comprender
Tu forma de proceder

 
Un velo de muerte ya
Siento que viene asomando
Si muero de cuando en cuando
Recuerda que he muerto amando
 
Que todos esos poemas
Que con amor te escribí
Son el único anatema
Que recibirás de mi
 
Que nunca te embarguen penas
Que seas siempre feliz
Pero al leer mis poemas
Recuerda que yo morí
Ánxelu

*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 28 de septiembre de 2011

"Un miércoles... un poema"

 
Sin título*
Con ese perrito que hoy te di
Hecho con un fieltro rojo
Quiero decir que te amo y seré fiel
Hasta que la muerte
llegue

De mi cuerpo a hacer
despojos
Quiero que veas en él
Amor de verdad
No antojos
Que veas en su color
A mi noble corazón
Envuelto en llamas que
son Fuego de viva pasión
Que va irrigando mis venas Queriendo quemar las penas
Que siento por no poder
Entre mis brazos tenerte
Contra mi pecho apretarte
Y en besándote muy fuerte
Al oído susurrarte:
Yo te quiero para siempre
Hasta después de la
muerte

Ánxelu

miércoles 21 de septiembre de 2011

"Un miércoles... un poema", suplemento poético

 
El verano se acaba y deja paso al otoño igual que un verso deja paso a un poema, aún retoño...
A José María*
Cáritas mantiene alerta
A una legión de soldados
Para acudir con prestancia
En pro del necesitado
A mí me tocó la tuya
De tu servicio abnegado
Y además de agradecido
Me quedé maravillado
Que Dios bendiga tus pasos
Tu quehacer de buen soldado
Que a los demás como a mí
Les allanes lo empinado
Con gracia ungido
De caridad enchapado
Trocas el llanto en sonrisa
Del que te busca angustiado
Tú nunca vas a morir
Sólo cambias de forma
Porque tu figura tiene
Un pedestal en la historia
La historia que sólo escriben
Los ungidos para la gloria
Ánxelu
Sin título**
Por encima de la tierra y las plantas
desde el
final del sendero se levanta
un ácido recuerdo a tierra lejana,
en su olor
adivinas y respiras
su oscuro secreto,la muerte.
Por encima del bien y del
mal
se abre de par en par la incertidumbre
y en sus ojos encriptados y
tristes
Se desvanecen el soñado latir de su
desnuda enigma.
Por encima
del tiempo y la materia
tan solo queda el perfume cálido de
la esperanza
de que los árboles vuelvan
a verdecer y la vida vuelva a
brotar.

Gabrielle.
Sin título*
Nacer que a la vida trae
Muerte que la vida lleva
No sé si es bueno nacer
O mejor no nacer fuera
Si tras la muerte vivieras
Glorioso habría de ser
Pero si es que así no fuera
Que vano y cruel es nacer
Será pues mejor creer
Que la muerte no es el fin
De gozos y sufrimientos
Que es tan sólo una barrera
Que al pasar al otro lado
La vida eterna te espera
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado
con su autorización
**publicado con autorización de la
autora

miércoles 31 de agosto de 2011

"Un miércoles... un poema"

 
Sin título*
No es poeta aquel que
escribe

Cuatro versos al
garete

Ni es torero porque diga
Ser hijo de Manolete
Has de nacer con el arte
Es pues la razón primera
Igual que para casarte
Has de tener compañera

Porque sin arte naciste
No has de ser nunca torero
Y tampoco has de ser bate
No te esfuerces, no te gastes
Que no te engañen que nadie
Te puede inyectar el arte
Ánxelu
Sin título*
Una vez arrancados nuestros cuerpos
de nuestras presencias,

algunos todavía se reían del dolor del
desgarramiento.

Y...pasa el tiempo...los meses,los
años,

Otra familia se forma,dos
niños,

La vida continua,el respeto se
impone,

Otra mujer toma mi lugar y te
mima

para que puedas vivir tanto tiempo hasta ese día
en

que te fuiste sin realmente
abandonarnos.

Si no fuera por Ella, su devoción de madre

y de compañera
de camino,
No hubieras,seguramente no hubieras vivido tanto
tiempo

y no habrías tenido el placer de amar y ser amado con tantos
corazones a tu alrededor.
Si alguna vez no te sentías correspondido,no fue por
culpa de tu
entorno,sino de tus propias
inseguridades.

Un gran agradecimiento a esa mujer, Pierrette,
preciosa piedra en

forma de diamante cuyas aristas reflejarían
eternamente
su luz
hacía ti y los niños.
Gabrielle
Sin título*
No encuentro palabras
Que puedan mentar
Todo lo que siento
Quisiera encontrarlas
Para adjetivar
De justa manera
Aquel nuestro tiempo
Y expresar poder
Aquellos momentos

Del atardecer
Cuando adolescentes
Íbamos al huerto
Donde comenzamos
Aquel nuestro ayer
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con
su autorización
**publicado con autorización de la
autora

martes 23 de agosto de 2011

 

Pasa el verano como pasan los recuerdos, unos malos, otros buenos al igual que los besos que se recuerdan como versos...

Sin título*

No soporto la agonía
De este amor
Que muere de pesar
Por el olvido
De ti fue la heredad
Que ha recibido

Mas en su gemido
De agonía
Intenta gritar de viva voz:
Que nunca la maltraten
Que fue mía
Y me pregunto
¿Alguna vez lo fuiste de verdad?
Yo creo que mía de verdad,
Ni un solo día
Ánxelu

Sin título*
Viendo tu figura estoy
Embelesado de amor
Hasta que un viento feroz
Viene arrastrando la bruma
Que va con su figura

Y yo con esa impotencia

De no poderla parar
Al viento por su inclemencia
Le grito con amargura:
Déjame al menos soñar

Déjame mirar sus ojos,

Deja que escuche su voz
Que acaricie sus mejillas
Y la bese con ardor

No seas viento tú el verdugo
De este amor que te lo juro
De mi vida es el mayor

Y aunque veas que no es mía

Y que ni será jamás
Déjame al menos soñar
Ánxelu


miércoles 17 de agosto de 2011

 

Así como el sol es al verano, el amor es al calor que se nutre de la llama de un poema...

 
Sin título*

Mi amor en muerte lenta
Entregando está su vida
Tu retrato ante mis ojos
Aparece ya borroso

Y jamás podrán culparme

De matarlo por antojo
Pues luché para lograr
Complacer tu mente
altiva

Y al no poder ofrecer

En tu altar soberbios logros
Escuché, penosamente,
De tus labios mil oprobios

Mas contento moriría

Si a tu alma diera vida,
Si con su muerte te hiciera
Reflexionar algún día

Que no sólo con riquezas

Como se logra alegría
Ese día de contento
Quizás resucitaría
Ánxelu

 
Sin título*

Me hervoriza tu figura
Me hervoriza tu mirar
Como mueves la cintura
Tu cadencia al caminar

Cada vez que pasas niña

Voy corriendo a la ventana
No importa que seas casada
Pues gozo al verte pasar

Al ver ese cuerpo hermoso

Con tus piernas bien torneadas
Con pechos exuberantes
Y su melena ondulada

Deja niña de pasar

Quisiera a veces, gritar
Pero no consigo hablar
Porque prefiero soñar

Y verte todos los días

De mi ventana al pasar
Pues aunque nadie lo sabe
Verte para mi es gozar

Quizás sea más gozoso
Que hacerlo realidad
Ya que en lo real se muere
Nuestra virtud de soñar
Ánxelu

*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización


miércoles 10 de agosto de 2011

 

 Vienen recuerdos y se van sin llevarse los sentimientos quedando eternos en unos versos...
 
Sin título*
Quisiera gozar
Lo que pudo ser
Nuestro caminar
Juntos en la vida
Quisiera
tener
La felicidad
que no pudo ser
Porque me
marché
Quisiera volver
A todo el ayer
A los días aquellos
De tanto placer
A todo el encanto
Que busqué y no hallé
En otros caminos
Que hube recorrer
Siempre en el recuerdo
Pervive el ayer
De algo tan hermoso
Que tuve y dejé
Hierro que no pude
Jamás comprender
Ya que tan hermoso
Era nuestro ayer
Ánxelu

Sin título*
Mirando estoy las
estrellas

Con atención y
quietud

Y seguro estoy, no hay
una

Que brille cual brillas
Ese brillo donde siempre
Cuando angustiado mi ser
Encuentra que el mal presente
Cae al olvido de ayer
Manantial de mi alegría
Fuente que calma mi sed
Sin embargo no eres mía
Pero estoy a tu merced
Esperando que algún día
Viviendo en un solo ser
La tuya y la vida mía
Sientan el mismo placer
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización

miércoles 3 de agosto de 2011

 

La vida es un misterio, la muerte un enigma y el recuerdo un poema...

Sin título*

Nacer que a la vida trae
Muerte que la vida lleva
No sé si es bueno nacer
O mejor no nacer fuera

Si tras la muerte vivieras

Glorioso habría de ser
Pero si es que así no fuera
Que vano y cruel es nacer

Será pues mejor creer
Que la muerte no es el fin
De gozo sus sufrimientos
Que es tan sólo una barrera
Que al pasar al otro lado
La vida eterna te espera
Ánxelu

 
Sin título**

Por encima de la
tierra y las plantas
desde el final del sendero se levantaun ácido
recuerdo a tierra lejana,
en su olor adivinas y respiras
su oscuro secreto,la muerte.
Por encima del bien y del mal
se abre de par en par la
incertidumbrey en sus ojos encriptados y tristes
Se desvanecen el soñado
latir de sudesnuda enigma.
Por encima del tiempo y la materia tan solo queda el perfume cálido de la esperanza de que los árboles vuelvan a verdecer y la vida vuelva a brotar

Gabrielle
 
Sin título*

Soplo de mi vida
Amor de amores
Suave cual la brisa
Flor de las flores

Eres el sol que me alumbra

Sin él no puedo vivir
Eres claro, eres penumbra
Mi llorar o mi reír

Eres todo cuanto tengo

Mi suprema devoción
La fragancia de mi alma
Eres mi única razón
Ánxelu


martes 19 de julio de 2011

 

A veces el amor conlleva incomprensión así como el deseo es acariciar un verso sobre el poema de un cuerpo...

 
Sin título*
Te brindaste enteramente

Pero yo vanidoso indiferente
No tuve sentir cual noble siente
Por eso estás ausente

Y llorando están mis ojos

Al escribir estos versos
Buscando sin encontrar
Tu figura angelical
Pues saben que no verán
Figura jamás igual

Será así como se pagan

Los actos de vanidad
Por más que lloren ya nunca
Su mancha podrán borrar

Ánxelu
 
Sin título**

No me hagas
creer,
lo que nunca podrá ser,
Mi alma quisiera perecer
en los
suspiros
de tu desvanecer.

No me hagas esperanzar,
lo que jamás
logre alcanzar,
si desaparece el alzar
de mis anhelos ante el
mar.

No me hagas suplicar,
por una caricia de tu alma,
ante el
sonoro silencio
de tu inalcanzable misterio.

No me hagas rogar,
por
ver una estrella brillar,
si tus ojos negros y parcos,
acallan el canto
del gorjeo.

Rosa rojaGabrielle

 
Sin titulo*

Tengo aquí en mi
pecho

Un sagrado
libro

Lleno de
poemas

Que escribiste

Con sabias palabras

Con tiernas caricias
Con dulces sonrisas
En rima de amor

Es como un lucero

Que alumbra mi alma
Es impulso, es fuego
De mi corazón

Por eso le tengo
Suma devoción
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización
**publicado con autorización de la autora


miércoles 27 de julio de 2011

 

Llega el sol y las penas se van como un verso tirado al mar...

Sin título*
Un día te fuiste
Dejándome solo
En mi caminar

Ese día fue triste

Creí naufragar
Pero tu recuerdo
Me hizo reflotar

No podían ahogarse

Tantas cosas buenas
Que me hubiste dar

Y hoy vivo queriendo

Saber que es verdad
Que tú has encontrado
La felicidad
Ánxelu

Sin título*

Viví por ti
Contigo y para ti
Y nunca más seré
Lo que contigo fui

Pues ya nunca oiré

Tu sublime decir
Y siento que seré
Sin ser feliz

Quién sabe en qué galaxia

Estás haciendo nido
Quién sabe si el gran Dios
Al verme compungido
Me hará surcar el éter
En pos de tu destino

Y así poder estar

En el mismo sitial
Y abrazarnos de nuevo
Con la marcha nupcial
Tocada por Cupido
Y su corte celestial
Ánxelu
*propiedad intelectual de Ánxelu y publicado con su autorización